lunes, 23 de abril de 2018

El río Villoruebo

La comarca de Lara, ubicada a poca distancia al SE. de Burgos, es una extensa área llena de riquezas naturales y culturales, todavía poco visitada. El recorrido discurrirá por un desconocido y bello paraje: el curso alto del río Villoruebo. Recorriendo sus orillas, caminaremos desde el pueblo de La Aceña hasta Villoruebo. Típica excursión muy apropiada para la primavera.

Mazueco de Lara


El río Villoruebo nace en la vertiente sur de la Sierra del Casarejo. Tras unirse a otros arroyos de montaña desemboca en el Valparaíso. En su recorrido alto entre los pueblos de Villoruebo y La Aceña, ambos en la comarca de Lara, describe un pequeño pero bonito desfiladero cuyo recorrido es sencillo  y merece una visita. Podemos iniciar la marcha desde cualquiera de sus extremos. Pero para hacer el recorrido más extenso y visitar otros pueblos, partiremos de la población de Mazueco de Lara, ubicado a corta distancia de Villoruebo en la falda del Casarejo también. Llegaremos partiendo de Burgos siguiendo la carretera de Los Ausines. Tras pasar Revilla del Campo y dejar Torrelara a la derecha, tomamos el desvío a la izquierda hacia Mazueco de Lara.
En cualquiera de sus bien arregladas calles, podemos dejar el coche e iniciar la excursión.

Dejamos Mazueco de Lara atrás camino de Paúles de Lara.
Saldremos de Mazueco tomando una amplia pista, muy definida que se dirige casi en línea recta hacia el sur. El camino gana altitud pronto para subir al páramo, a través de terrenos desnudos de vegetación. Pronto, divisamos ya al fondo la imponente silueta de Peñalara, montaña icónica de la comarca y visible desde casi todos sus pueblos.

Divisamos Peñalara frente a nosotros.
Por esta pista recorremos unos cuantos kilómetros sin más hasta iniciar un descenso hacia el llano, sobre el que se encuentra la pequeña población de Paúles de Lara, a la sombra de la Peñalara. Pero no llegamos a entrar en las casas del pueblo, sino que unos metros antes, tras enlazar con el antiguo trazado del ferrocarril Santander-Mediterráneo, torcemos a nuestra izquierda y seguimos su trazado. Nos dirigimos por él hacia el pueblo de La Aceña.

Vista de la Peñalara en el camino a La Aceña.
Este recorrido se efectua también por terrenos llanos, desarbolados. En poco, desemboca en la carretera local que se dirige a La Aceña, adonde llegamos casi una hora después de haber partido de Mazueco de Lara.

Continuamos hacia La Aceña siguiendo el antiguo trazado del ferrocarril Santander.-Mediterráneo
La Aceña de Lara, o simplemente, La Aceña, es una pequeña localidad aislada, cuyo caserío y trazado tiene mucho interés pues ha sabido conservar un marcado ambiente rural y arquitectura tradicional.

Llegando a La Aceña de Lara.
Las casas se hallan desparramadas sobre las laderas del barranco excavado por el río Villoruebo, dividendo el pueblo en dos barrios.
En la parte central, sobre una hondonada junto al río, se halla la iglesia de la Presentación de Nuestra Señora.

El río Villoruebo atraviesa y divide el pueblo en dos barrios.
Saldremos de La Aceña siguiendo la orilla del río por un camino que se dirige hacia el NE.


La Aceña de Lara


Aún al abandonar la población, admiramos unas bonitas tenadas a nuestra izquierda. Dejamos las últimas construcciones y atravesamos un pequeño paso rocoso entre los riscos que cierran el pueblo por este lado.


Nos plantamos sobre un cruce de caminos, donde encontramos una gran cruz que debió de servir en su día como guía para los caminantes. Desde aquí solo tenemos que seguir la orilla del río Villoruebo, que se muestra encajonado entre dos laderas rocosas. Éstas se presentan abundante vegetación y no estamos seguros de que sea viable caminar siguiendo el cauce.

Crucero junto a la entrada del desfiladero del Villoruebo, muy cerca de La Aceña.

Pese a nuestro temor inicial, la orilla del río se mantiene en general limpia e incluso en primavera temprana, cuando la vegetación ha eclosionado con fuerza. Avanzamos por el lecho. En algún tramo, debemos remontar un poco la ladera para salvar algún muro vegetal, pero siempre sin dificultad.

Entramos en el pequeño desfiladero que forma el río Villoruebo.
Solo tenemos que seguir por la orilla. El caudal del río es abundante en primavera, es de prever que el resto del año es muy exiguo porque el cauce es estrecho. Poco a poco vamos superando su tramo más frondoso camino de su extremo en el pueblo de Villoruebo.

Tramos centrales del desfiladero.
Seguimos la orilla del río por el interior del desfiladero.
Unos trescientos metros antes de llegar a las primeras casas, el desfiladero del río se abre en una pequeña vega donde encontramos algunas construcciones abandonadas


Casi cuarenta minutos después de haber partido de La Aceña, llegamos a Villoruebo.


En poco, entramos en las primeras casas. La localidad se asienta a los pies de la ladera sur de la Sierra del Casarejo, que protege todo este valle por el norte.

Llegamos ya a Villoruebo
En el pueblo, tiene interés su plaza con la fuente y la iglesia de la Asunción. Desde aquí no hay muchas alternativas para retornar a Mazueco de Lara que no sean por la carretera.


Villoruebo

Plaza.
Iglesia de San Torcuato.
La distancia es corta, poco más de dos kilómetros, y el tráfico por esta carretera es muy escaso. Así pues cubrimos este último tramo por el asfalto con cierta comodidad y disfrutando del paisaje.

Ganado en la carretera de Villoruebo a Mazueco de Lara.
A mitad camino, podemos visitar la ermita de San Roque, ubicada a la izquierda en el sentido de la marcha.

Ermita de San Roque, a la izquierda de la carretera de Villoruebo a Mazueco de Lara.
Una vez en Mazueco de Lara, podemos acercarnos a visitar la iglesia de San Torcuato, ubicada en un altozano que domina el pueblo y el valle.


Tras visitar las calles del pueblo y beber agua de la fuente, finalizamos esta excursión por los pueblos de la Comarca de Lara.



RÍO DE VILLORUEBO
Espacio natural
Comarca de Lara, río Villoruebo.
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Camino entre Mazueco de Lara y La Aceña. Sendero de ribera entre La Aceña y Villoruebo. Carretera entre Villoruebo y Mazueco de Lara.
Ciclable
Sí, aunque algún tramo del desfiladero deberemos llevar la bici a cuestas.
Agua potable
Encontramos en todos los pueblos por los que pasamos.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Sencillo, todo el recorrido es bastante intuitivo con referencias.
Época recomendable
Primavera, cuando el campo está verde y el río va cargado de agua,
Inicio
Mazueco de Lara.
Distancia de Burgos
35,5 kilómetros.
Tiempo total
2 horas 30 minutos.
Tiempos de marcha
Mazuelo de Lara-La Aceña de Lara: 1 hora; La Aceña de Lara-Villoruebo: 45 minutos; Villoruebo-Mazueco de Lara: 30 minutos.
Distancia total
11,55 kilómetros.
Interés
Paisajes de la Tierra de Lara, desfiladero del río Villoruebo entre La Aceña y Villoruebo, arquitectura tradicional de los pueblos de Lara (en especial La Aceña).
Altitud mínima
996 m.
Altitud máxima
1151 m.
Desnivel acumulado
253 m
Mapas
1:50000: 0239 Pradoluengo; 0277 Covarrubias.
1:25000: 0239-3 Palazuelos de la Sierra; 0277-1 Campolara.
h
hNotas:
- Excursión sencilla y agradable, muy apropiada para la primavera cuando los campos están verdes y el río lleva su máximo caudal.
- En Mazueco hay bar donde podemos descansar.
- La comarca de Lara está muy cerca de Burgos. Podemos rematar esta excursión visitando algunos pueblos de la comarca.


Lara de los Infantes.


Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc



sábado, 14 de abril de 2018

Cascadas de Tubilla del Agua

El pueblo de Tubilla del Agua, enclavado en el Cañón del Rudrón, posee una buena colección de saltos y cascadas de agua que podemos visitar fácilmente. En este recorrido visitamos los sucesivos saltos que hay en el interior del pueblo así como la Fuentona, un cascada ubicada a poca distancia del casco urbano.


Tubilla del Agua
f



El pueblo de Tubilla del Agua hace honor a su nombre al estar emplazado en el punto de confluencia de varios arroyos de montaña que desaguan en el Rudrón, cercano a la localidad. Entre ellos destaca el arroyo Hornillo, que atraviesa las calles del pueblo salvando una serie de saltos hasta desembocar en el río Rudrón.

Iglesia de la Asunción de Tubilla del Agua.
Salimos de Burgos primero por la N-623 a Aguilar de Campoo. Hasta Quintanaortuño, podemos utilizar la futura e incompleta autovía a Aguilar de Campoo. Tras pasar Ubierna, tomamos el desvío a la derecha hacia el Puerto de Carrales. Pasados los pueblos de Mata y Quintanilla-Sobresierra, subimos al Páramo de Masa y descendemos al Valle del Rudrón, llegando a Tubilla del Agua. En la plaza de la iglesia, ubicada a la izquierda de la carretera que atraviesa el pueblo, dejaremos el coche.


El plan es bajar por las calles del pueblo siguiendo el curso del río Hornillo, que recorre encauzado las calles de la localidad salvando el importante desnivel que hay hasta su confluencia con el Rudrón.

Ruinas de la iglesia de San Miguel.
Ermita de San Roque.
Salimos por el bonito arco de la antigua muralla medieval y continuamos dejando a la derecha la ermita de San Roque y las románticas ruinas de la iglesia de San Miguel, hasta acercarnos al cauce del río Hornillo (también llamado de Tubilla del Agua)

Atravesamos el río Hornillo por una pasarela metálica.
El rumor de agua, nos adelanta ya los saltos que vamos a ir visitando. Vamos pues bajando por las calles siguiendo el cauce lo más cerca que podemos. En la parte baja del pueblo no obstante, las casas y fincas particulares, asomadas al río, nos obstaculizan seguir por la orilla. Cruzaremos por un puente metálico el río y seguimos ya por un camino, fuera de las calles, siguiendo paralelo a la orilla, aunque la abundante vegetación nos impide ver las aguas.
Camino hacia la cascada de Santa Olalla.
Puente sobre el Hornillo.
Caminamos por este camino manteniendo a nuestra izquierda unas peñas y a la derecha el río. Poco después dejar a nuestra izquierda el cementerio, tras girar una gran peña, llegaremos al salto de la Cascada de Santa Olalla ó de las Pisas, justo en el punto donde hay un puente.

La Cascada de Santa Olalla


Cruzamos y llegamos a la cascada. Estamos en primavera, en pleno deshielo y el río baja muy crecido. El caudal es abundante.


Las aguas se precipitan con ímpetu formando un gran estruendo. Podemos tomar fotos con comodidad siguiendo la orilla herbosa.

Casa solariega de Tubilla. Destacan sus escudos nobiliarios en la fachada.
Estamos en la parte baja del pueblo, retornaremos por la otra orilla, intentando asomarnos al río en cuanto las casas y fincas particulares nos lo permitan. Subimos por la calle que asciende hacia la parte alta, de donde venimos. El río Hornillo, a nuestra derecha, se mantiene oculto por las casas. En un par de entrantes, intentamos asomarnos para descubrir los saltos que pueda haber, pero la vegetación nos impide llegar a ver el agua. Por esta calle admiramos una buena colección de casas solariegas luciendo bonitos escudos nobiliarios en sus fachadas. Llegamos  la parte alta, justo en la calle inmediatamente por debajo de la iglesia y la plaza del ayuntamiento. Allí mismo, junto al puente del río, nace por la izquierda un sendero herboso que parece subir con decisión semioculto entre la vegetación hacia la carretera. Entramos por él. El estruendo del agua es notorio y nos adelante el salto que vamos a presenciar.

Los Torcos



En un entrante de la vegetación, a nuestra derecha, divisamos el salto de los Torcos. El agua del Hornillo se precipita por un salto vertical de unos 15 metros dentro de un estrecho y encajonado cauce.


Es difícil acercarse más ya que la vegetación y el tajo nos impide acercarnos o intentar si quiera descender hasta la orilla, muy escarpada. Así que tenemos que contentarnos con hacer algunas fotos desde este saliente en la vegetación.


Seguimos por el sendero y alcanzamos la carretera. Allí mismo nos asomamos sobre un mirador metálico, de reciente construcción, justo en la parte superior del salto. Aquí tenemos también buenas vistas del caserío de Tubilla del Agua con el fondo del Cañón del Rudrón.

Mirador sobre los Torcos.

Una vez en la plaza de la iglesia, nos disponemos a visitar el último de los saltos de agua previstos: la cascada de la Fuentona. Ésta, se ubica fuera del casco urbano de Tubilla, aunque no lejana. Salimos de la localidad por la carretera en dirección Burgos para, en unos cien metros, tomar por la izquierda un claro sendero que desciende hacia el lecho del río Hornillo de nuevo.

Salimos de la carretera y tomamos un sendero que baja hacia el paraje de la Fuentona.
Este camino, cómodo y fácil, nos lleva en algo menos de un kilómetro hasta el punto de confluencia de varios arroyos de montaña que desembocan en el río Hornillo.

Camino de Tubilla del Agua a la Fuentona.
Llegamos enseguida al paraje de la cascada de la Fuentona. De grandes dimensiones y gran caudal también se halla en u magnífico lugar, rodeado de peñas.

La Fuentona



Tras hacer fotos y recrearse con el paisaje, ya solo nos queda retornar por el sendero a Tubilla del Agua.


Video




Finalizamos la visita admirando la portada de la iglesia y arco de la muralla antes de irnos.





CASCADAS DE TUBILLA DEL AGUA
Espacio natural
Cañón del Rudrón
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Calles de Tubilla del Agua. Sendero para bajar a la Fuentona.
Ciclable
No.
Agua potable
Sí.
Tipo de marcha
Recorrido circular por las calles de Tubilla del Agua.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
Primavera temprana, durante el deshielo (marzo-abril).
Inicio
Plaza de Tubilla del Agua.
Distancia de Burgos
46,9 kilómetros.
Tiempo total
1 hora 15 minutos.
Distancia total
4,1 kilómetros.
Interés
Cascadas. Arco de la muralla, iglesias y calles de Tubilla del Agua.
Altitud mínima
711 m.
Altitud máxima
783 m.
Desnivel acumulado
(Inapreciable)
Mapas
1:50000: 0135 Sedano.
1:25000: 0135-3 Sedano.
h
h
Notas:
- La visita debe hacerse tras las lluvias de la primavera temprana, cuando se produce el deshielo de la nieve. Cuanto antes vayamos, más caudal podremos ver en las cascadas.
- La excursión transcurre casi íntegramente por las calles de Tubilla del Agua, así que no es necesario el habitual equipo de senderismo. En el pueblo hay varios bares y establecimientos donde poder tomar algo, comer, descansar. La bajada hasta la Fuentona es sencilla y no pasa de un simple paseo.
- Tubilla del Agua es la puerta al Cañón del Alto Rudrón. Si tenemos tiempo y ganas, es aconsejable un recorrido atento admirando el paisaje y visitando sus pueblos: Bañuelos del Rudrón, Tablada del Rudrón, Santa Coloma del Rudrón y Moradillo del Castillo.

Vista invernal de Tubilla del Agua.

Entradas relacionadas:


Ver y descargar track en Wikiloc