viernes, 31 de mayo de 2013

De Ezcaray a Burgos en bicicleta

La ruta que se presenta recorre gran parte de la Sierra de la Demanda en sus tramos riojano y burgalés. Saliendo de Ezcaray, enclavado en el valle del río Oja (o Glera), subiremos al Alto de la Cruz, verdadero cruce de caminos entre las dos provincias. Tras descender por el lado burgalés, enlazaremos con la Vía Verde de la Sierra de la Demanda. La vía recorre el antiguo recorrido del ferrocarril minero y termina en el pueblo de Arlanzón, desde donde volveremos a Burgos por la carretera.

Primer día: de Ezcaray a Riocavado de la Sierra

A Ezcaray se llega por la carretera N-120 Burgos-Logroño. En Santo Domingo de la Calzada, nos desviamos a la derecha por la carretera local que remonta el valle del río Oja, cuya capital es Ezcaray. Desde aquí comenzamos a rodar.

Plaza de Ezcaray.
El primer tramo es una aproximación por carretera remontando el valle a la búsqueda del puerto que subirá al Alto de la Cruz. Hasta Posadas es prácticamente llano, por lo que nos sirve para calentar antes de afrontar las fuertes pendientes que nos esperan.
Dejamos la subida a las pistas de Valdezcaray a nuestra izquierda y continuamos por la carretera. En unos siete kilómetros, llegaremos el pueblo de Posadas, última población del valle. El pueblo es bien punto de partida para realizar excursiones por la Demanda riojana y desde él podemos ascender y visitar su máxima cumbre, el pico San Lorenzo.
Posadas.
Desde Posadas, la carretera comienza su ascensión al Alto de la Cruz de la Demanda, encrucijada de caminos que separa las dos provincias y los valles de Canales-Monterrubio, Oja y Tirón.
Nada más dejar Posadas, la pendiente se acrecienta. Pasamos por un área recreativa donde hay merenderos y un refugio y emprendemos los zigzags para superar las rampas. Las curvas de la carretera ayudarán a suavizar la pendiente, porque subimos desde los 950 metros de Posadas a los casi 1900 del Alto de la Cruz. Hay que tomarse este tramo con cierta "filosofía" y los descansos y paradas son necesarios. También nos ayudarán a disfrutar de las excelentes panorámicas del valle del Oja que vamos dejando atrás.

Carretera de ascensión al Alto de la Cruz de la Demanda.
Dejamos las rampas más fuertes y llegamos a un último tramo recto tras el cuál alcanzamos unos llanos justo antes del collado que forma el Alto de la Cruz de la Demanda. Desde aquí, divisamos el recorrido realizado, una serpenteante carretera que sube pegada a la montaña. Al fondo, Ezcaray, ya lejano. Mirando hacia al sur, en la otra vertiente, divisamos, las sierras de Urbión y Neila, ubicadas en tierras sorianas y burgalesas.

Subimos por el barranco del Oja.

El Alto de la Cruz de la Demanda es un collado que une el ramal burgalés de la sierra con el riojano. Además permite el paso desde el valle del Oja, en la Rioja con el de Canales-Monterrubio burgalés en la otra vertiente. La Sierra de la Demanda es una gran divisoria de aguas entre el Ebro y el Duero. Las cimas del lado burgalés, a nuestra derecha, no son ciclables, y para acceder a sus cimas, Torruco, Otero, Aguílez, San Millán y Trigaza solo se puede llegar caminando por la cresta. El lado riojano sí es ciclable y es posible llegar a Valdezcaray o bajar el valle de Cárdenas (donde se encuentra San Millán de la Cogolla) enteramente en bicicleta, ya que una pista en muy bien estado va recorriendo las bases de la línea de cumbres.

Inmediaciones del Alto de la Cruz de la Demanda.
Continuamos la ruta por el lado riojano y durante unos dos kilómetros, ni subimos ni perdemos altura, y avanzamos por la pista que se dirige a al entorno de Valdezcaray, que queda aún lejano.
Llegados a un recodo, encontramos una marcada salida a nuestra derecha, que será la que tengamos que coger, abandonando la cresta. Comenzamos el descenso con fuerza hacia Monterrubio de la Demanda, último pueblo burgalés. En el pueblo, termina la Vía Verde del ferrocarril minero, casi en el límite con la Rioja. Será nuestro inicio y no lo dejaremos hasta el pueblo de Arlanzón, 65 kilómetros más adelante.

Pista de bajada a Monterrubio desde la cresta de la Demanda. Al fondo, la Sierra de Neila.
La pista por la que descendemos, tiene una elevada pendiente, lo que nos obliga a frenar frecuentemente, pero en su conjunto es muy agradable ya que las vistas que nos ofrece sobre la Sierras de Neila y Urbión, frente a nosotros, y el valle abajo, son magníficas.
Tras perder altitud y llegar por fin al valle, nos incorporamos a la carretera, muy cerca del límite provincial entre Burgos y de la Rioja.
Tomamos el ramal de la izquierda, entramos en la provincia de Burgos y tras un breve trecho, alcanzamos Monterrubio de la Demanda, que ocupa el extremo de la Vía Verde. El nombre del pueblo, tiene su origen en las minas de plata que tuvo, hoy abandonadas.

Monterrubio de la Demanda.
El pueblo es buen sitio para descansar y comer algo ya que posee un bar. Desde Monterrubio, tenemos dos opciones: continuar hasta Barbadillo de Herreros simplemente siguiendo la carretera o meternos por un camino a mano izquierda que nos llevaría hacia un área recreativa desde donde enlazaríamos con la Vía Verde del ferrocarril minero junto al pueblo semiabandonado de Bezares.
Optamos por la primera opción, por ser más cómoda y permitirnos más tiempo para llegar a nuestro primer destino, Riocavado de la Sierra, donde pernoctaremos.
Barbadillo de Herreros se encuentra en la cabecera del río Pedroso, y fue famoso en el pasado por sus ferrerías, los restos de una de las cuales, aún es bien visible junto al pueblo. El pueblo posee dos bares y es buen punto de descanso antes de acometer el último tramo de bicicleta hasta el cercano y vecino pueblo de Riocavado. Retomamos así pues la senda de la Vía Verde por la parte alta del pueblo.
Barbadillo de Herreros.
Barbadillo de Herreros: la fuente de los cuatro caños.
Barbadillo de Herreros: Casa del Mayorazgo.
En apenas diez minutos más, llegamos a Riocavado de la Sierra. El pueblo se haya ubicado en la parte baja del barranco del arroyo Valdorcas, que baja de las laderas del San Millán. Llegando por la Vía Verde, divisamos el pueblo desde arriba y descendemos fácilmente por una pista a él.

Riocavado de la Sierra. Vista desde la Vía Verde de la Sierra de la Demanda.
En Riocavado de la Sierra destaca su magnífica iglesia románica, emplazada sobre un altozano en el centro del pueblo y dotada de un espigada torre. Junto a la iglesia, aún son visibles los restos esqueléticos de su vieja olma, de la que se dice fue la más vieja de la provincia de Burgos y fue plantada cuando se inauguró la iglesia (mediados siglo XII). El árbol se secó tras la plaga que diezmó en los setenta casi todos los olmos del norte de la península.

Centro de Riocavado de la Sierra.
Iglesia románica de RIocavado de la Sierra. Junto a ella, el tocón del olmo milenario.


EZCARAY - RIOCAVADO DE LA SIERRA
Dificultad
Alta.
Ciclable
Sí.
Circular
No.
Orientación
Fácil, aunque atentos a tomar el descenso correcto a Monterrubio desde la cresta.
Época recomendable
Abril a Octubre, con el buen tiempo.
Inicio
Ezcaray (Rioja).
Distancia de Burgos
89,4 kilómetros.
Tiempo total
Unas 6 horas (Ezcaray-Alto de la Cruz de la Demanda 4h, Alto - Monterrubio de la Demanda 1h 30m, Monterrubio - Riocavado de la Sierra 1h).
Distancia total
55,9 kilómetros.
Interés
Paisaje de alta montaña, Vía Verde de la Sierra de la Demanda, pueblos pintorescos de Monterrubio, Barbadillo de Herreros y Riocavado de la Sierra.
Altitud mínima
815 m.
Altitud máxima
1920 m.
Mapas
1:50000: 0240 Ezcaray; 0278 Canales de la Sierra.
1:25000: 0240-2 Ezcaray; 0240-3 Posadas; 0278-1 Canales de la Sierra; 0277-2 Barbadillo del Pez.



Notas:
- La ascensión al Alto de la Cruz de la Demanda tiene elevada pendiente y puede resultar muy dura si no se está bien preparado.
- El descenso a Monterrubio es también empinado y por pistas en desigual estado, por lo que hay que extremar la precaución.
- En Monterrubio de la Demanda, Barbadillo de Herreros y Riocavado de la Sierra hay bar.
- Se recomienda visitar la iglesia románica de Riocavado de la Sierra.
- En Barbadillo de Herreros merece la pena acercarse a ver los restos de la antigua fragua, a escasa distancia del pueblo junto al Pedroso.

Entradas relacionadas:
  • San Lorenzo
  • Integral de la Demanda: del Trigaza al San Lorenzo




  • Mapa topográfico: Ezcaray - Riocavado de la Sierra.


    Perfil de elevación: Ezcaray - Riocavado de la Sierra


    Segundo día: de Riocavado de la Sierra a Burgos

    La segunda parte del recorrido es muy diferente a la primera. El camino hasta Burgos se desarrolla en su mayoría por la Vía Verde de la Sierra de la Demanda y es prácticamente llano. No encontraremos grandes desniveles a excepción de la subida al Puerto del Manquillo, que por otra parte no ofrece una dificultad especial.
    Como hemos comentado, Riocavado de la Sierra se emplaza en lo profundo del barranco Valdorcas, sobre la ladera del pico San Millán y la Vía Verde discurre por el borde de la vaguada, unos 50 metros más arriba. Para reincorporarnos a ella, es necesario remontar la misma pista por la que descendimos ayer y situarnos sobre el pueblo.
    Ya en la Vía Verde, rodeamos la vaguada por una amplia curva al fondo de la cual admiramos el frondoso barranco Valdorcas.

    El roble-pino.
    Abandonamos definitivamente el fondo del arroyo Valdorcas y nos adentramos en un magnífico hayedo que nos acompañará casi hasta la subida al Puerto del Manquillo, único y último obstáculo natural antes de llegar a Pineda de la Sierra. La pista discurre grandes tramos bajo cubierta vegetal realizando amplios meandros salvando las irregularidades del terreno (hay que pensar que la vía se construyó buscando el mínimo desnivel para ser utilizado por un ferrocarril).
    El bosque termina y cruzamos la carretera que une Pineda de la Sierra con Riocavado de la Sierra. A la derecha, atisbamos ya la subida al Puerto del Manquillo. Continuamos entonces por el otro lado de la carretera dejando a la izquierda el profundo arroyo Rehoyo, un auténtico mar vegetal impenetrable. En poco tiempo, comenzamos la ascensión al puerto, que se nos hace particularmente dura en su tramo final, obligando a echar pie a tierra.

    Nos acercamos al Puerto del Manquillo por el barranco del arroyo Rehoyo.
    La Vía Verde en otoño entre Riocavado y el Manquillo.
    El Puerto del Manquillo (1400 metros) es una gran divisoria de aguas entre el río Arlanzón (que nace muy cerca a media ladera SO. del pico San Millán) y los tributarios que desagüan en el río Pedroso, que nace aguas arriba del pueblo de Barbadillo de Herreros.
    Por el interior del Puerto del Manquillo, aún es posible contemplar el túnel que lo horadaba y salvaba el fuerte desnivel. El túnel se halla protegido hoy por una reja para prevenir accidentes. Finalmente, hay que decir que el Puerto del Manquillo es un perfecto lugar para emprender los ascensos al pico San Millán (a nuestra derecha si miramos hacia el valle donde se halla Pineda), y al pico Mogosa (a nuestra izquierda, última cumbre de la Sierra del Mencilla).
    El recorrido desde el puerto hasta Pineda de la Sierra es básicamente un largo descenso por la vía en el que deberemos extremar la precaución, ya que sobre todo en su primer tramo, tiene fuertes pendientes.

    Llegamos a Pineda de la Sierra.
    Pineda de la Sierra desde la Vía Verde.
    Toda la Vía Verde está perfectamente señalizada.
    Pineda de la Sierra es uno de los pueblos de la Demanda que mejor ha conservado sus esencias. Su arquitectura, mantiene fielmente la configuración tradicional de vivienda serrana.
    El pueblo es punto de partida de numerosas excursiones por su estratégica situación entre las Sierras de la Demanda o del San Millán y la del Mencilla. El pueblo es además punto de descanso para los usuarios de la Vía Verde. Se trata del único pueblo que hay entre Arlanzón y Riocavado, separados 26 kilómetros entre sí.
    Para reincorporarnos a la vía desde el pueblo, es necesario continuar por la carretera dirección Burgos, para antes de las últimas casas, desviarnos a la izquierda por una amplia calle que baja al río y la ermita que se halla tras el puente. Junto a ésta, nos reincorporaremos a la Vía Verde.

    Pantano de Arlanzón junto a la Vïa Verde.
    Continuamos  ya de nuevo por el trazado de la Vïa Verde y no nos saldremos de ella hasta el pueblo de Arlanzón.
    Primero, abandonamos el Valle del Sol, donde se emplaza Pineda de la Sierra, para proseguir por las orillas del pantano del Arlanzón. Tras pasar un bonito puente colgante, continuamos por un pinar que se aleja y acerca a la orilla sucesivamente.
    Más adelante, y tras trazar la vía unos angostos meandros, el pinar se va transformando lentamente en robledal, y la vía se torna algo más agreste al atravesar algunas trincheras que muestran el tremendo esfuerzo constructivo que tuvo que suponer esta obra en los albores del siglo XX.

    Orillas del pantano de Uzquiza.
    Continuamos siempre entre bosque y ladera a los lados, recorriendo unos 7 kilómetros, ya alejados de los pantanos por parajes solitarios.
    Tras superar una profunda vaguada, pasamos por un enorme viaducto justo antes del primer túnel, hoy cegado. De nuevo tenemos que superar una empinadísima cuesta que en el sentido que llevamos hay que bajar caminando por el gran peligro de caídas que supone. 
    Desde aquí, ya solo tenemos que dejarnos "caer" por la pendiente hasta llegar al cruce de la carretera de Urrez, verdadera base de aparcamiento para muchos excursionistas. 
    A la izquierda nos queda el pueblo, a la derecha, se ve desde mucho antes, el pueblo de Villasur de Herreros.
    Desde el cruce, la Vía aún prosigue unos 4 kilómetros entre robledales hasta terminar el tramo asfaltado y rehabilitado en el pueblo de Arlanzón.

    Villasur de Herreros visto desde la Vía Verde.
    Aunque desde Arlanzón hay otras opciones para retornar a Burgos por vías y sendas paralelas a la carretera, estamos cansados y optamos por continuar ya por la carretera. En primer lugar recorreremos los 4 kilómetros que separan Arlanzón de Ibeas de Juarros, ya incorporados a la carretera N-120 Burgos-Logroño.
    Desde Ibeas de Juarros, retornamos a Burgos pedaleando por una buena pista paralela a la carretera. Pasamos el pueblo de Castañares, la autovía de ronda y entramos en la ciudad por el barrio de Capiscol.
    Desde que salimos de Ezcaray, hemos recorrido en dos días casi 122 kilómetros, superado dos puertos de montaña y pasado por ocho pueblos. 


    RIOCAVADO DE LA SIERRA - BURGOS
    Dificultad
    Media.
    Ciclable
    Sí.
    Circular
    No.
    Orientación
    Fácil, solo tenemos que avanzar por la Vñia Verde.
    Época recomendable
    Abril a Octubre, con el buen tiempo.
    Inicio
    Riocavado de la Sierra
    Distancia de Burgos
    56,7 kilómetros.
    Tiempo total
    5 horas 45 minutos (Riocavado - Pineda Pineda - Arlanzón  Arlanzón Burgos).
    Distancia total
    65,75 kilómetros.
    Interés
    Vía Verde de la Sierra de la Demanda, pantanos de Arlanzón y Uzquiza, pueblos pintorescos de Pineda de la Sierra y Arlanzón.
    Altitud mínima
    868 m.
    Altitud máxima
    1410 m.
    Mapas
    1:50000: 0278 Canales de la Sierra; 0239 Pradoluengo; 0238 Villagonzalo-Pedernales; 0200 Burgos.
    1:25000: 0277-2 Barbadillo del Pez; 0239-4 Pineda de la Sierra; 0239-2 Pradoluengo; 0239-1 Villasur de Herreros; 0238-2 Ibeas de Juarros.


    Notas:
    - La ascensión al Puerto del Manquillo desde Riocavado no ofrece especial dificultad.
    - Toda la Vía Verde es practicable en bicicleta durante la mayor parte del año.
    - En Pineda de la Sierra, Urrez y Arlanzón hay bares donde es posible comer.
    - Antes de llegar a Pineda de la Sierra, se pueden visitar las Minas de Cerracín, a las cuales se accede por un ramal que sale a mano izquierda desde la Vía Verde.


    Entradas relacionadas:


    Mapa topográfico: Riocavado de la Sierra - Burgos.

    Perfil de elevación: Riocavado de la Sierra - Burgos


    Ver y descargar track en Wikiloc



miércoles, 29 de mayo de 2013

El Nacedero de Pradoluengo

Pradoluengo es un excelente punto de partida para visitar la vertiente nororiental de la Sierra de la Demanda en su confluencia con la Rioja. Desde aquí, podemos visitar los barrancos del Urbión (que sube al San Millán), del Oropesa o río de Pradoluengo (que sube al Nacedero y el pico Remendía) y el de Rehoyo ó Tirón (que sube al Pozo Negro y el Alto de la Cruz de la Demanda). La ruta que nos ocupa visita el río de Pradoluengo, tributario del río Tirón. Los tres barrancos mencionados están poblados por hayedos.


Entorno de Pradoluengo y principales cumbres.


El Nacedero, se ubica en el Valle del Oropesa y en su ascensión visitaremos uno de los mejores hayedos de toda la sierra.









Aproximación a la cabecera del barranco del río de Pradoluengo.
Llegados a Pradoluengo, atravesamos el pueblo de oeste a este saliendo por el camino de San Antonio. Tras rodar unos dos kilómetros por una pista, dejamos el coche al llegar a un marcado cruce donde hay una caseta y unas mesas.

Al final del camino de San Antonio comenzamos la subida, junto a un área recreativa.
Desde aquí, divisamos ya perfectamente el frondoso circo que forma el barranco del Oropesa, en cuya cabecera se encuentra el Nacedero. En la parte central del barranco, se halla el Monte Acebal, el cual bordearemos por su linde superior.

Valle del Oropesa o río de Pradoluengo, por donde ascendemos.
Primeramente, salimos por la excelente pista que sube por el lado derecho del barranco según miramos desde el cruce. Al fondo, sobre el valle, asoma el Remendía (1830 m.).
En el primer tramo, caminamos entre pinares, pero según ascendemos de altitud y entramos en zonas menos soleadas y húmedas, tornarse a bosque de hayas, principalmente jóvenes que se aferran a las zonas de umbría.

Subimos al Nacedero por el pinar.
Recorridos aproximadamente dos kilómetros y medio, saldremos de la pista por una senda que surge a mano izquierda, bien señalizado y entramos en una senda más abrupta, bajando hacia el arroyo que baja del Nacedero.
Es en esta zona donde se presentan los mejores hayedos, algunos de considerables dimensiones.

 A medida que ganamos altitud, la vegetación va cambiando.
Salimos de la pista para adentrarnos en el barranco del Nacedero.
Subimos por una preciosa senda entre hayas. Tenemos la sensación de estar en un lugar remoto y aislado, ya que además de estar muy alejados de cualquier núcleo habitado, el bosque se va cerrando a medida que ganamos altitud.


Las hayas ganan terreno a medida que subimos.

Caminamos entre una tupida vegetación.
Bonito Belén rústico junto al Nacedero.
Hayedo junto al Nacedero.
Por fin, sin gran esfuerzo, llegamos al Nacedero, un manantial que brota junto al camino.
Desde aquí hay dos opciones: regresar por el mismo camino que hemos empleado para subir o, con el fin de alargar la excursión, bordear por el fondo del barranco arriba el Monte Acebal y regresar por el lado opuesto de éste.
Optamos por esta segunda alternativa con lo cual tenemos que proseguir por la senda. El Nacedero no está en la parte más alta, así que a partir de aquí la pendiente se incrementa ostensiblemente buscando el fondo del barranco.

El Nacedero del Oropesa.
Es este tramo el más duro, ya que aún tenemos que superar un desnivel de 200 metros y las rampas son fuertes.

Seguimos subiendo hasta lo alto del barranco.
Cruce de caminos en la parte alta del barranco.
Mesa y bancos sobre el Nacedero.
Por fin llegamos al punto más alto, donde hay una curiosa mesa con bancos donde descansamos.
Desde aquí, giramos a la izquierda en el sentido en el que veníamos, y vamos llaneando por la ladera superior del valle, entre pinares. 

Comenzamos el regreso por un pinar.
Rodeamos el Monte del Acebal.
El recorrido es fácil y en breve, comenzamos a descender, según vamos rodeando y superando las laderas del Monte Acebal, que ya divisamos.

Emprendemos el retorno por un extenso pinar.
Cortafuegos que sube por el Monte Acebal hasta el pico Remendía (1836 m).
Tras rodearlo, seguimos perdiendo altitud entre pinares primero, y hayedos a cotas relativamente bajas, ya próximos al fondo del valle.

Monte del Acebal.
Bajamos por un frondoso hayedo hacia Pradoluengo.
El recorrido de vuelta es extremadamente sencillo y nos convencemos que el sentido de marcha realizado es el más correcto.

Bajamos hacia el camino de San Antonio.
Llegamos al fin del recorrido junto al camino de San Antonio con la promesa de regresar en otoño.



El Nacedero del Oropesa



Notas:
- La mejor época para realizar la excursión es el  otoño (comienzos de noviembre) en que los hayedos alcanzan su pleno.
- En Pradoluengo hay todo tipo de servicios.
- En el Monte Acebal hay un bosque de acebos.

Mapa topográfico



Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc