miércoles, 1 de mayo de 2013

Torocuervo desde el Puerto de Pradilla

El Torocuervo, es una de las mayores cumbres de la Sierra de la Demanda, aunque paradójicamente una de las menos frecuentadas por los senderistas. Es la mayor altura de un cordal que baja del Alto de la Cruz de la Demanda hasta el Puerto de Pradilla y separa el valle riojano del Oja del burgalés de Reoyo y Pozo Negro. Sirve pues de frontera entre la Rioja y Burgos.

Para acceder, debemos estacionar el coche en el puerto de Pradilla, que se sitúa entre Ezcaray y Fresneda de la Sierra Tirón. Justo ahí, frente a los restos de lo que fue el pueblo de Pradilla de Belorado (del que solo queda la iglesia), dejamos el coche.

Puerto de Pradilla, donde dejamos el coche.
Justo perpendicular a la carretera nace una senda bien marcada por la que nos adentramos. El recorrido no tiene pérdida ya que siempre tenemos a nuestra derecha  el barranco del Pozo Negro y el pueblo de Fresneda es visible.
Tras recorrer unos dos kilómetros desde el coche, la senda se adentra en un frondoso bosque, dentro del cual caminaremos bajo una magnífica cubierta vegetal.


Por esta senda, caminamos y ascendemos levemente de altitud hasta dejar el bosque y llegar a terreno despejado donde se ubica el Collado de Iguareña, donde encontramos un refugio. A nuestra izquierda hay una pista carrozable que baja al valle de Ezcaray por Valgañón. Tras nosotros, un cortafuegos que sube al Corcusa (1512 metros), última cumbre del cordal. Continuamos por la senda en la misma dirección que traíamos y nos adentramos de nuevo en el bosque, esta vez un magnífico hayedo.

Collado de Iguareña y refugio.
A partir de aquí, comenzamos a ascender en altitud. Estamos a finales de septiembre y escuchamos incesantemente los berridos incesantes de los ciervos en celo que no llegamos a divisar por lo espeso de la niebla. Es un espectáculo impresionante.

Nos adentramos en el bosque.
Vamos ascendiendo por la pista, que sale a terreno abierto. A nuestra izquierda, aunque no visible, nos hayamos ya a la altura del Torocuervo, destino de nuestra excursión.
Continuamos por la senda buscando una senda o trocha que nos permita acceder a la cresta a nuestra izquierda. Tras explorar el terreno, tomamos una estrecha senda que sube con rapidez. Se recomienda llevar las coordenadas topográficas del punto exacto si se dispone de GPS para poder salir en el punto adecuado, ya que no es muy visible.
Una vez en la cresta, la recorremos en sentido inverso al que traíamos para en aproximadamente kilómetro y medio alcanzar por fin la cima del Torocuervo (1932 metros).

Cima del Torocuervo (1932 metros).
En la cima hay una circulo de piedra donde nos protegemos del viento. Las vistas desgraciadamente no las pudimos apreciar por levantarse una espesa niebla, pero teóricamente debería disponer de espléndidas vistas sobre todo el Valle del Oja, los Altos de la Cruz de la Demanda, pico San Millán y el Barranco del Pozo Negro.
El retorno es posible hacerlo siguiendo la cresta en sentido hacia el puerto, siguiendo un fácil y largo cortafuegos (la ida podría haberse realizado también por esta cresta desde el Collado del Iguareña también).
Una vez en el collado, ya solo tenemos que volver por el mismo camino que trajimos hasta llegar al Puerto de Pradilla, junto a la carretera, donde tenemos el coche.

Fresneda de la Sierra de la Tirón desde los altos de Pradilla.

Pico Torocuervo desde el Puerto de Pradilla

Notas:
- Se recomienda realizar la ruta en otoño a finales de octubre para disfrutar de las tonalidades cromáticas del cambio de hoja. 
- Si se realiza a finales de septiembre, se oirá la berrea de los ciervos.
- Es posible subir al Collado del Iguareña en vehículo todoterreno desde el pueblo de Valgañón, en la Rioja.
- Si se dispone de tiempo, se recomienda visitar Ezcaray, al que se accede bajando el Puerto de Pradilla en sentido Rioja.



Mapa topográfico


Perfil de elevación

Ver y descargar track en Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario