martes, 28 de enero de 2014

Camino del Pescado

En el borde norte del Páramo de Masa, junto al Puerto de la Mazorra, se ubica la ermita de Santa Isabel, también llamada Nuestra Señora de la Hoz. Junto a ella, nace un camino empedrado, supuestamente los restos de una calzada romana, por donde durante siglos discurrió el tráfico de mercancías entre los puertos cántabros y la meseta castellana. Este camino era llamado "del pescado" o "de la lana", por ser estos los productos que se transportaban principalmente.

Saliendo de la ermita, descenderemos al Valle de Valdivielso por la calzada para, tras pasar por los pueblos de El Almiñé y Santa Olalla de Valdivielso, remontar de nuevo al páramo a través de un antiguo sendero.


Ermita de Santa Isabel o Nuestra Señora de la Hoz.

Para llegar a la ermita de Santa Isabel, salimos de Burgos hacia Santander desviándonos tras pasar Sotopalacios por la C-629. Tras recorrer el páramo de S. a N., justo antes de descender el Puerto de la Mazorra y a la altura del cartel de desvío a Dobro, tomamos una marcada pista a la derecha, por la cual llegamos a la ermita. Ésta es ya visible desde mucho antes llegando desde la carretera.
Dejaremos el coche junto al templo. Justo al lado, nace el camino, que inmediatamente comienza a descender. Su primer tramo, es el mejor conservado y observamos que el empedrado se mantiene intacto en grandes tramos, así como el talud. Es difícil de precisar si son los restos de la calzada romana original, ya que el camino ha sufrido muchas modificaciones y arreglos durante los siglos que en fue utilizado (prácticamente hasta mediados del siglo XIX en que se construyó la actual carretera que desciende por el Puerto de la Mazorra y que provocó el abandono del histórico camino).


Bajamos por los restos de calzada romana entre la ermita de Santa Isabel y El Almiñé.

El camino se va adaptando al barranco salvando el fuerte desnivel existente entre el páramo y el valle (casi 400 metros) mediante pronunciadas curvas suavizando la pendiente.
Tras llegar al llano, entraremos en las primeras casas del pueblo de El Almiñé, ya en el Valle de Valdivielso.


Entramos en el Valle de Valdivielso por el pueblo de El Almiñé.
El Almiñé, pueblo aferrado a la ladera SO. del valle, es un interesante pueblo en el que destacan sus casas tradicionales y sobre todo la iglesia románica de San Nicolás, una de las joyas artísticas del valle.
Atravesamos la calle principal. Podemos repostar agua en la fuente junto a la iglesia.



El Almiñé

Seguimos la calle principal tras la iglesia y saliendo del pueblo, continuamos por la carretera un corto trayecto hasta el pequeño pueblo de Santa Olalla de Valdivielso, muy reducido y prácticamente deshabitado en invierno. En sus inmediaciones, mirando al sur, nace el sendero que debemos tomar para remontar la ladera y ganar el páramo. Tomamos el sendero y emprendemos la ascensión por una boscosa senda.

Dejamos el valle atrás ascendiendo por un sendero.
El sendero gana altura, a tramos con fuerte pendiente. Según ganamos altitud, vamos abriendo nuestra perspectivas del valle y la agreste Sierra de la Tesla. Por el fondo del valle, apreciamos el suave discurrir del Ebro, remansado tras sobrepasar el Desfiladero de los Hocinos. En su ribera, los pueblos de Valdenoceda y Puente-Arenas.


Panorámicas del valle en su sector NO. Tras él, la Sierra de la Tesla.
A medio camino entre el valle y el páramo, divisamos a nuestra izquierda los restos del castillo de Malvecino. Se trata de las ruinas de una antigua fortaleza medieval, asentado en un auténtico nido de águilas. Desde la perspectiva en que lo divisamos, nos parece inexpugnable. En otra entrada de este blog se describe la manera de acceder a él desde el pueblo de Toba de Valdivielso. El castillo se asienta sobre una empinada cresta rocosa. Sus mutos, aún en pie, se asoman por los cuatro costados sobre fuertes cortados.


Vista del castillo de Toba o de Malvecino desde el sendero que sube al páramo.
La senda se dirige ya sin dilación al llano ganando altura. Antes de acceder al páramo, aún dejamos atrás los restos arruinados de la antigua ermita de San Jorge, hoy poco más que unos muros en estado de ruina total. Tanto esta ermita como la referida de Santa Isabel, fueron en su idea templos muy alejados de todo núcleo habitado.


Ruinas de la ermita de San Jorge.
Ya el páramo, es fácil encontrar una amplia pista, que paralela al borde del páramo, se dirige a la ermita. Ésta de nuevo se divisa desde bastante lejos, por lo que no hay lugar para la desorientación. En apenas quince minutos más, llegamos al templo.

Regresamos a la ermita por el páramo.
Regresamos a la ermita de Santa Isabel o de Nuestra Señora de la Hoz.


Camino del Pescado



Notas:

- Atención en los meses otoñales porque es frecuente que haya cazadores por el páramo.
- En El Almiñé merece la pena detenerse para admirar la iglesia románica de San Nicolás y los blasones que adornan algunas de sus casas.
- El acceso al castillo de Toba es muy complicado desde el sendero que sube desde Santa Olalla. Para visitarlo, hay que tomar un sendero que sube desde el pueblo de Toba de Valdivielso.
- Merece acercarse al mirador que hay al comienzo del Puerto de la Mazorra desde donde se disfrutan de inmejorables vistas del Valle de Valdivielso y la Sierra de la Tesla.

Panorámica del Valle de Valdivielso desde el mirador de la Mazorra.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación

Ver y descargar track de Wikiloc



miércoles, 22 de enero de 2014

Trigaza desde las Peñas de la Viñaza

El pico Trigaza es la segunda cumbre más alta de la Sierra del San Millán. Se trata realmente de tres cumbres que superan los 2020 metros de altitud, ubicadas a escasa distancia unas de otras, por lo que a veces se les denomina como los "Trigazas". Como ya se ha publicado en este blog, podemos ascender a ellas desde Pineda de la Sierra por su ladera sur. Sin embargo, con mucho, la más frecuentada y cómoda es la ascensión por su ladera norte accediendo desde las inmediaciones del pueblo de Alarcia. Además, este camino es el medio más rápido y cómodo de llegar a la nieve desde la ciudad de Burgos.

Para llegar a Alarcia, saldremos por la carretera N-620 Burgos - Logroño. Tras pasar el pueblo de Ibeas de Juarros, tomamos el desvío a la derecha a Pradoluengo.
Junto al pantano de Uzquiza, tomamos de nuevo el desvío a Pradoluengo (a la derecha sigue a Pineda de la Sierra). En apenas tres kilómetros, llegamos al pueblo.

Dejamos el coche en el llano de las Peñas de la Viñaza.
Aunque desde el mismo pueblo podríamos emprender la subida al Trigaza, la distancia y el desnivel es excesivo, por lo que vamos a realizar la excursión desde una cota mayor.
Así pues, dejamos el pueblo, y tras pasar la iglesia, encontramos a nuestra derecha una cancela que da paso a unos prados. La cancela suele estar abierta, si no lo estuviera, podemos abrirla, cerrándola después. Penetramos por ella y emprendemos la ascensión por la carretera entre bosques. Se trata de un carril asfaltado que fue construido para poder ascender a las Peñas de la Viñaza (1683 metros) donde se ubica el llamado chalet Jacquotot (edificación en semiabandono). También se le conoce como Casa de los Ingenieros. Aunque es posible subir con un vehículo normal, esta carretera carece últimamente de cualquier mantenimiento por lo cual su deterioro se acrecienta año a año.
En época invernal, hay que extremar las precauciones porque podemos encontrarla helada y con nieve. En este caso, no merece la pena arriesgar el coche empeñándose en subir por ella, sino que hay que estacionar el coche al menor riesgo y continuar caminando.


De cualquier modo, alcanzamos el entorno de las Peñas de la Viñaza, ubicada al borde asomado al norte de un llano en la cota 1683. Chalet y antenas. Es éste un lugar habitual de aparcamiento, ya que no es posible continuar por la pista a la cima. Una sirga metálica impide el paso. Desde el chalet, disfrutamos ya de espléndidas panorámicas mirando hacia el norte.


Emprendemos la ascensión caminando. Toda el recorrido hasta el entorno de los Trigazas se producirá a través de una amplia pista, que no ofrece ninguna complejidad técnica, salvo en casos de mucha nieve, en que deberíamos llevar el correspondiente equipo invernal (polainas, botas, bastones, raquetas de nieve, etc...). Atención al viento, que suele ser fuerte en esta vertiente de la sierra.


La pista realiza algunos meandros, dejando a ambos lados sendas casetas abandonadas. 
A nuestra izquierda, tenemos la ladera norte del Trigaza, mientras que a nuestra derecha, la ladera que baja con elevada pendiente hacia el Barranco del Tranco. Las vistas sobre ambos pantanos y la Sierra del Mencilla son excepcionales. En días claros, contemplanos la ciudad de Burgos en la lejanía.

Cima del primer Trigaza (2032 metros).

Es fácil llegar a la cumbre por la pista. En ella, instalación de telecomunicaciones, paneles solares y caseta de vigilancia sin guarda. Buen sitio para descansar y contemplar el paisaje.
En días crudos de ventisca y nieve, podemos refugiarnos en el zaguán de la caseta.

Vista de los dos Trigazas desde la estación de telecomunicación.
Aunque se suele referir a esta caseta como la cima del Trigaza (2035 metros), no nos encontramos en la cima más alta. Si miramos hacia el E. siguiendo el cordal, tenemos aún dos alturas cercanas que nos superan en altitud. La segunda de ellas, la más lejana según miramos, es la llamada "Trigaza verdadero" (2085 metros).
Es fácil también llegar a estas dos cumbres porque la distancia y el desnivel es escaso. Atención en caso de nieve y hielo con viento, muy frecuente en invierno.
En la cumbre del Trigaza verdadero, curioso montañero. 
Hacia el norte, a nuestros pues, el cordal que desciende hasta el Cerro Idolén (1709 metros) flanqueado hacia el E. por el gran barranco de Abanza, sobre el que la pared norte del Trigaza se desploma con elevada pendiente. Buena zona para la escalada en hielo. Más hacia el norte, los Montes de Oca.
En invierno, con buena visibilidad, divisaremos con facilidad las cumbres nevadas de la Cordillera Cantábrica, siendo perfectamente distinguibles hacia el NO. los gigantes de la Montaña Palentina, los picos Curavacas y Espigüete.


Desde aquí, si tenemos tiempo y las fuerzas necesarias, podríamos continuar hasta el pico San Millán, máxima cima de la provincia de Burgos (2131 metros), bien visible mirando el cordal en el que nos situamos hacia el este.

Panorámica de cumbres desde el Trigaza "verdadero" mirando hacia el este.

Ir y volver al San Millán nos ocuparía unas tres horas entre ida y vuelta. Ver entrada: Integral de la Demanda: del Trigaza al San Lorenzo.


Panorámica de la Sierra del Mencilla desde el Trigaza "verdadero".
Aunque podríamos retornar a las Peñas de la Viñaza acortando por la ladera inmediatamente frente a la caseta que evitaría los zigzags del camino, no es recomendable en absoluto ya que el terreno es muy irregular y se tarda más de lo previsto, siendo el ahorro escaso. Lo mejor es retornar por el mismo camino de subida.
Antes de retomar el camino, nos acercamos al hito montañero emplazado a unos 100 metros a la derecha asomado hacia el SO. Las vistas desde aquí sobre la Sierra del Mencilla y los pantanos son excepcionales. Desde aquí, podríamos descender hasta el pantano del Arlanzón siguiendo una larga cresta llamada Sierra de la Aguja. Junto a ella a su derecha, el profundo y largo Barranco del Tranco. El desnivel existente a cubrir es muy considerable, más de 800 metros con algunos tramos de elevadas pendientes.

Vista hacia el SO: Sierra de la Aguja a la izquierda, y barranco del Tranco a la derecha.

Trigaza desde las Peñas de la Viñaza



Notas:

- En invierno y en presencia de nieve, puede ser imposible acceder en coche hasta las peñas, por lo que hay que prever tener que estacionarlo en cualquier sitio junto a la carretera. No merece la pena "arriesgar" el coche si hay hielo o mucha nieve, pues podríamos quedarnos atascados en un difícil lugar.
- Hace años que la carretera de acceso carece de mantenimiento, por lo que su estado se deteriora cada vez más. Atención con los bajos del vehículo si se sube con un turismo.
- El cordal principal de la Demanda, no ofrece ninguna dificultad técnica. Si se dispone de fuerzas y tiempo es muy asequible alcanzar el pico San Millán, sobre todo con buen tiempo.


Entradas relacionadas:


Mapa Alarcia - Carretera - Peñas de la Viñaza. 


Mapa Peñas de la Viñaza - Trigazas




Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

domingo, 19 de enero de 2014

Alrededor de la Sierra Cebollera en bicicleta

La Sierra Cebollera hace de frontera natural entre las provincias de la Rioja y Soria. La ruta que se describe realiza la vuelta completa a esta sierra.

Mapa general con disposición de la Sierra de la Demanda (al norte) y las Sierras Neila, Urbión y Cebollera (al sur).
La ruta que requiere dos días de duración y recorre íntegramente el perímetro exterior de la Sierra Cebollera. El paso de la sierra se realiza por dos puertos de montañas: Santa Inés y Piqueras.
Existen muchos puntos posibles de comenzar la ruta y planificar el itinerario. Para pernoctar la noche del primer día elegimos el albergue de la Junta de Castilla y León ubicado en el pueblo soriano de Valdeavellano de Tera, ubicado en la vertiente sur de la sierra, por lo que seleccionamos como punto origen de nuestra ruta el pueblo riojano de Villoslada de Cameros, emplazado al otro lado de la sierra por lado norte.


Primer día

Villoslada de Cameros es una bella localidad de la comarca del sur de la Rioja. Su caserío se halla muy reformado y es un magnífico punto de partida para visitar la comarca de Tierra de Cameros.

Comenzamos la ruta en el pueblo riojano de Villoslada de Cameros.
En la parte baja del pueblo, junto a la carretera, dejamos los coches y comenzamos la ruta. Regresaremos aproximadamente veinticuatro horas más tarde una vez completemos la circunvalación completa de la Sierra Cebollera.
El sentido del itinerario es contrario al de las agujas del reloj. Nos incorporamos a la carretera y nos dirigimos por terreno llano entre bosques hasta el vecino pueblo de Montenegro de Cameros, del que nos separan 8 kilómetros por carretera.

 Montenegro de Cameros

Montenegro de Cameros.
Arquitectura tradicional magníficamente conservada.
Aunque su nombre y ubicación pueda inducir a error, Montenegro de Cameros pertenece a la provincia de Soria y constituye una "península" dentro de la Rioja. El pueblo ha conservado magníficamente la arquitectura tradicional propia de la comarca de los Cameros y es punto obligado de partida para ascender al Puerto de Santa Inés. 
Atravesamos el pueblo y tomamos la carretera que se dirige a Vinuesa. Poco a poco, vamos ganando pendiente y vamos dejando el pueblo atrás. En unos dos kilómetros, afrontamos el tramo más duro de la etapa de hoy ya que tenemos que superar las rampas más fuertes. Tenemos que salvar un desnivel de unos 500 metros en unos diez kilómetros.
La carretera asciende en zigzag y en algunos tramos debemos ponernos de pie sobre la bicicleta para superar las rampas y giros más duros. A nuestra izquierda se nos acercan las cumbres de la Cebollera, destacando la Peña Negra (2025 metros) y el Buey (2034 metros).
Alcanzamos el Puerto de Santa Inés (1753 metros). A nuestra derecha tenemos la Sierra de Urbión y a la izquierda la Cebollera, donde se ha instalado una estación de esquí. Junto a la carretera se hallan los edificios de la estación y el aparcamiento. Descansamos antes de emprender el descenso.

Ascendemos por la carretera al Puerto de Santa Inés,
Hemos superado el punto más alto divisorio y emprendemos el descenso por la otra vertiente de la sierra, ya en el lado soriano hasta el pueblo de Vinuesa.
El descenso es si cabe más pronunciado que la ida ya que Vinuesa se halla unos 150 metros más bajo que Montenegro. Se trata de un largo recorrido en el que hay que afrontar fuertes rampas, con lo que tenemos que extremar las precauciones con los frenos. Afortunadamente la carretera está en muy buen estado y es ancha con una gran arcén. 
Según descendemos, dejamos a nuestra derecha la carretera que sube al entorno de la Laguna Negra. Todo el descenso se produce entre bosques de coníferas siguiendo el cauce del arroyo Revinuesa, que baja al encuentro del Duero
Llegamos a Vinuesa. La ascensión ha sido dura y en la bajada nos ha pillado un chaparrón por lo que estamos cansados, ateridos y hambrientos. Es mediodía y el pueblo es perfecto lugar para comer y recuperarnos. Aún tenemos 25 kilómetros hasta Valdeavellano, pero el día es largo y tenemos tiempo.
Dejamos Vinuesa y continuamos por la carretera. El recorrido es placentero ya que el terreno es bastante llano y con poco tráfico. A nuestra derecha tenemos el pantano de la Cuerda del Pozo y a nuestra izquierda las estribaciones montañosas que bajan de la sierra
ro y a nuestra izquierda la Sierra del Portillo de Pinochos, una estribación de la Sierra Cebollera que baja hacia el pueblo de El Royo, ya cercano.
Llegamos a este último pueblo y reponemos agua.
La tarde está calurosa y afrontamos ya el último tramo que nos separa de Valdeavellano de Tera, donde llegamos rondando las siete de la tarde.

Albergue de la Junta de CyL, en Valdeavellano de Tera.
Según entramos en el pueblo, en la misma plaza, torcemos a la izquierda, subiendo por una estrecha calle al encuentro del albergue de la Junta de Castilla y León donde previamente hemos reservado plaza. El albergue es una buena opción para pernoctar. Está es muy buenas condiciones y dispone de un amplio jardín con canchas de deportes. Es posible cenar y desayunar pero aún no ha comenzado la temporada estival y no está disponible el comedor, por lo que cenamos en uno de los varios establecimientos hosteleros que hay en el pueblo.
Noche en Valdeavellano de Tera.

Hemos recorrido hoy 61,9 kilómetros para lo cual hemos invertido casi cinco horas sin contar el tiempo que hemos estado en Vinuesa en la comida.


Perfil de elevación - Primer día



Segundo día

Madrugamos para afrontar el segundo día. Debemos retornar a Villoslada de Cameros completando el rodeo de la Sierra Cebollera. Salimos del pueblo y continuamos por la carretera que traíamos. Tras pasar por los pueblecitos de Rollamienta y Tera, alcanzamos la N-111 que une Soria y Logroño. Nos incorporamos a ella y a buena hora llegamos a Almarza, primera población importante desde que salimos de Valdeavelllano. No hemos desayunado así que en entramos en Almarza y tomamos algo antes de emprender el ascenso al puerto de Piqueras.
Volvemos a la carretera N-111, más transitada, y continuamos dirección norte hacia el puerto.
La pendiente va empinándose poco a poco y llegamos a la vista del puerto. En 2008, se inauguró el túnel que une la Rioja con Soria evitando el puerto, por lo que la carretera antigua permanece intransitada y aún en buen estado. Ascendemos por ella en completa ausencia de vehículos lo que nos permite disfrutar del paisaje y concentrarnos mejor en superar las duras rampas que nos esperan.
El día avanza y el calor aprieta. Superamos las curvas y llegamos al Puerto de Piqueras (1710 metros). A nuestra izquierda termina la Sierra Cebollera y a nuestra derecha comienza las elevaciones hacia al Sierra de Montes Claros de menor entidad, pero que sigue haciendo de frontera entre la Rioja y Soria.


Desde el puerto, podríamos descender por la carretera hasta Lumbreras y desde allí volver a Villoslada, pero preferimos tomar el camino que paralelo a la carretera, sigue el trazado de lo que fue una antigua calzada romana. Es el llamado Camino del Iregua. El camino, sinuoso, salva el desnivel realizando zigzags y descendemos por él sin problemas hacia el entorno de la ermita de la Luz, junto a la llama Venta de Piqueras.
En el entorno de la Venta descansamos y enlazamos con la carretera de Logroño. Continuamos unos tres kilómetros más hasta llegar a las inmediaciones del embalse de Pajares

Embalse de Pajares. Al fondo, cumbres de la Cebollera.
Realmente nuestro plan era continuar por la N-111 para desviarnos a la izquierda en Lumbreras y llegar al punto origen, pero junto a los muros del embalse descubrimos que sale una amplia y cómoda pista que recorre el borde sur del embalse. Consultamos los mapas y nuestro GPS cerciorándonos que por esta pista podemos llegar a Villoslada.
Aún tenemos tiempo y nos apetece recorrer estos parajes, así que tomamos el camino sur del embalse. 
Por terreno llano, recorremos los casi nueve kilómetros que se necesitan para bordearlo y llegar al muro O. del embalse.

Cabecera del embalse y camino. 
De nuevo podríamos atravesarlo y continuar por la carretera (estamos ya muy cerca de Villoslada) pero optamos por tomar una senda a nuestra izquierda que se introduce en un bosque. En apenas kilómetro y media de casi permanente descenso, topamos con la carretera y llegamos a Viloslada de Cameros, punto origen de nuestra excursión de dos días.
En el segundo día, hemos recorrido 56,6 kilómetros e invertido casi cinco horas y media sin contar el tiempo para desayunar y comer.


Villoslada de Cameros.



Perfil de elevación - Segundo día



Alrededor de la Sierra Cebollera en bicicleta




Notas:

- En los pueblos de Montenegro de Cameros, Villoslada de Cameros, Vinuesa, El Royo, Valdeavellano de Tera y Almarza hay establecimientos hosteleros para comer y descansar.
- Ambos puertos pueden tener nieve hasta muy avanzada la primavera por lo que es aconsejable interesarse por su estado.
- El albergue de Valdeavellano de Tera ofrece precios muy baratos y hay que reservar con antelación. 
- Aunque las carreteras que ascienden a los dos puertos están en buen estado, tener en cuenta que hay superar fuertes rampas y no hay agua. Evitar días de fuerte calor.





Mapa topográfico


Ver y descargar track en Wikiloc



lunes, 13 de enero de 2014

Mambla de las Peñas Amarillas desde Mecerreyes

Mecerreyes se ubica en la misma falda sur de la Sierra de las Mamblas y es un excelente punto de partida para recorrer su sector NO. De entre todas las cumbres, destaca la llamada con el rimbombante nombre de Mambla de las Peñas Amarillas, también conocida como el Castillejo, que es la primera elevación importante de la sierra.

Es fácil y rápido llegar a Mecerreyes desde Burgos. Basta con salir por al carretera de Soria y tomar el desvío a Covarrubias en Cuevas de San Clemente. Entramos por sus calles por la izquierda y aparcamos en la parte alta junto a la iglesia..Allí mismo, nace el camino que sube a la sierra. En su primer tramo está asfaltado, así que comenzamos el recorrido ascendiendo cómodamente dejando el pueblo de Mecerreyes atrás.


Iglesia de Mecerreyes.
Dejamos el pueblo por el camino que sube a la ermita y el monte.
A mano izquierda, vamos divisando diversas granjas y corrales ganaderos. En poco, abandonamos el tramo asfaltado que se transforma en una ancha pista que se acerca al bosque. El camino desemboca en una amplia explanada adehesada llamada los Canchales, donde nos aguarda una sorpresa: la ermita de la Virgen del Camino.
Ermita de la Virgen del Camino.
Interior de la ermita.
Se trata de un templo de reciente construcción levantado en un evocador paraje junto al bosque. El entorno es muy apto ser utilizado como zona recreativa.
A partir de aquí, entramos en el bosque. Tenemos unos dos kilómetros hasta el borde de la sierra, junto a la carretera de Soria. La señalización aquí es inexistente y existen multitud de caminos que recorren la sierra, así que es muy conveniente continuar con la ayuda de un GPS o algún mecanismo de orientación para no despistarnos

Tenadas en el entorno de la ermita.
Penetramos en el bosque por un pequeño entrante. A través de él llegaremos a un amplio camino transversal. Un poquito a la derecha, encontramos un gran cruce de caminos, donde deberemos tomar el camino que sube a la izquierda. En esta zona hay una intensa actividad forestal y es frecuente encontrarnos con leñadores utilizando motosierras.

Subimos por el camino de Valdehorno.
Tomamos una marcada pista, algo atrincherada, que se dirige subiendo suavemente hacia el norte. Es el llamado camino de Valdehorno y por él ascendemos hacia la ladera de la sierra. En las lindes del camino encontramos continuamente restos de leña junto con cadenas de motosierra y latas abandonadas.
En apenas un kilómetro, dejaremos el bosque y salimos a un claro donde tras pasar una laguna, ascendemos el tramo final a la cresta de la sierra. 

Si nos asomamos al borde, tenemos las ruinas del pueblo de Mazariegos abajo a nuestra izquierda y al carretera de Burgos a Soria detrás. Frente a nosotros Peñalara y detrás las cumbres nevadas de la Sierra del Mencilla.
Caminamos por el borde de la sierra.
Ruinas de Mazariegos a nuestra izquierda.
Para ascender a la Mambla de las Peñas Amarillas, ya solo tenemos que continuar siguiendo al cresta a nuestra derecha. La peña es visible frente a nosotros y tenemos que superar una pequeña cuesta entre el borde rocoso y un pequeño bosquete a nuestra derecha para posicionarnos en el entorno rocoso de la cima. 
Ésta tiene aspecto de castillo fortificado, al tratarse de un túmulo rocoso que ocupa la parte superior (sinclinal). Es por su aspecto acastillado por lo que también se le ha denominado como el Castillejo.


Vista hacia el oeste, donde apreciamos el camino recorrido para ascender.
Nos encaramamos sobre la parte superior rocosa y llegamos a la cima de la Mambla de las Peñas Amarillas o Castillejo (1344 metros). Restos de foso y movimientos de piedras.


Foso rocoso en la cima de la peña.
Lo mismo que su vecina La Muela y otras peñas próximas (San Carlos, Carazo, Peñalara, etc...), nos encontramos ante un sinclinal colgado. Se trata de una formación geológica en que un antiguo pliegue ha sido erosionado de tal manera que la parte más baja y dura (sinclinal) pasa a ser la parte más alta. En el caso del Castillejo, por su reducida extensión, estamos ante un sinclinal colgado tipo "retazo". Su vecina la Muela, cuyo nombre hace honor al tipo de sinclinal al que pertenece.



Tenemos buenas vistas hacia el norte sobre la Sierras de Peñalara y Mencilla.

Panorámica hacia el norte desde la cima de la Mambla de las Peñas Amarillas.
Al este tenemos la mole de la Muela, de la que nos separa un collado donde se ubica la ermita de la Virgen de las Mamblas (no visible desde nuestra posición). Hacia el S.-SE. la ladera meridional de la Sierra de las Mamblas con el fondo de las Peñas Carazo y Valdosa.


Vista hacia el sur.
El regreso a Mecerreyes pudiera ser por el mismo itinerario, pero preferimos retornar por la ladera sur y recorrer los bosques que la cubren por el llamado camino de las Mamblas, que parte del mismo pueblo.
Así pues descendemos del entorno rocoso de la cima por su lado sur, progresando en zigzag entre los pinos para perder altitud. La pendiente nunca es muy fuerte. Por caminos inciertos, nos acercamos al entorno de la llamada Majada de Valderrodrigo para lo cual, tras dejar la ladera arbolada, nos incoporamos a un barranco atrincherado que divide los dos conos que forman la Mambla y el Castillejo. Por este camino atrincherado progresamos hacia el sur a la búsqueda y encuentro del camino de las Mamblas, que nos debe llevar hasta Mecerreyes.

Volvemos a Mecerreyes por el camino de las Mamblas.
Una vez en el camino, nos quedan aún tres kilómetros hasta el pueblo. Se trata de una magnífica pista que se desarrolla entre un espeso bosque de quejigos. Caminamos con rapidez. A izquierda y derecha salen frecuentemente caminos que debemos obviar en todo momento.
El camino que llevamos termina en la carretera de Covarrubias a Mecerreyes, pero nosotros, tras desembocar medio kilómetro antes en una amplia vaguada, nos desviamos a mano derecha subiendo por una estrecha senda entre sembrados que desemboca a otro sendero más amplio, ya a la vista del pueblo. Continuamos por él y tras pasar junto al cementerio municipal, conectamos con el camino asfaltado inicial por el que alcanzamos rápidamente la iglesia frente a la cual dejamos el coche.

Regresamos a Mecerreyes.


Mambla de las Peñas Amarillas desde Mecerreyes

Notas:

- El recorrido tiene difícil orientación al haber muchas sendas y caminos sin señalizar. se recomienda utilizar un GPS.
- En Mecerreyes hay bar y restaurante.
- A la Mambla de las Peñas Amarillas también se puede acceder fácilmente desde las ruinas del pueblo de Mazariegos, junto a la carretera de Burgos a Soria. Para ello hay que coger un camino que sube directamente del pueblo al borde de la sierra.


Entradas relacionadas:



Mapa topográfico.


Perfil de elevación.


Ver y descargar track de Wikiloc