viernes, 28 de febrero de 2014

Ibones de Anayet

El macizo del Anayet se ubica en el Pirineo Aragonés a medio camino de los valles del Aragón y Tena. Su acceso y visita se produce a través de largas aproximaciones desde estos valles. En la meseta donde se ubica el pico Anayet, se encuentran unos extensos ibones (lagos pirenaicos). La ruta describe la visita de los lagos desde las inmediaciones de la estación de esquí de Formigal, por su lado oriental.

Comenzamos la ruta en las cercanías de la estación de esquí de Formigal. Para ello, partiendo de Jaca y tras pasar por Sabiñánigo y Biescas, subimos por el Valle de Tena. 
Tras dejar el pueblo de Formigal a la derecha y la entrada principal al complejo invernal a la izquierda, dejamos el coche poco más adelante en un amplio aparcamiento junto a la carretera. Ahí mismo, nace el camino a mano izquierda de la carretera que se adentra en la montaña.


Pico y lagos del Anayet.

Nos incorporamos al camino y progresamos acercándonos hacia el barranco Culivillas, por donde subiremos a los lagos.


Estación de esquí de Formigal.
Pronto, dejamos una terminal de la estación de esquí a nuestra izquierda y penetramos ya definitivamente en la canal que asciende hacia los lagos, dejando atrás el valle.
Por un estrecho vallejo, subimos y vamos ganando altitud. Tenemos que superar los casi 500 metros de desnivel que hay entre el valle y la meseta del Anayet.


Por el barranco Culivillas avanzamos con rapidez, intentando suavizar la pendiente caminando en zigzag por la estrecha senda. El camino está flanqueado en algunos tramos por grandes rocas desprendidas de las laderas.

Subimos por el barranco del arroyo Culivillas hacia los ibones de Anayet.


Por fin, alcanzamos el entorno de los lagos o ibones, una amplia meseta por encima de los 2200 metros, a caballo de los dos grandes valles laterales del Aragón y Tena. El pico Anayet (2555 metros) destaca sobre el llano. Los lagos, algo reducidos en verano, se dispersan a sus pies rodeados de verdes y húmedas praderas.

Pico Anayet (2555 metros)

Encontramos enormes sapos en las praderas..
Recorremos el entorno de los lagos y atravesamos la meseta para asomarnos por al extremo oeste a la Canal Roya, un gran valle transversal y paralelo a la línea de cumbres. Si hubiéramos dispuesto de dos coches, el mejor plan hubiera sido descender a la Canal y retornar por ella hasta la carretera en el entorno de Astún - Candanchú. 
Regresamos por el mismo camino que hicimos a la ida.

Canal Roya.

Paisaje de alta montaña desde el entorno de los ibones.


Lagos de Anayet



Notas:

- La ruta no ofrece dificultad técnica alguna y es una buena manera de acercarse a un entorno de alta montaña con facilidad.
- En invierno todo el recorrido estará cubierto de nieve con posibilidad de encontrar hielo en los tramos más expuestos.


Entradas relacionadas:


Mapa topográfico.


Perfil de elevación.

Ver y descargar track en Wikiloc

martes, 25 de febrero de 2014

Monte de la Serrezuela

El Monte de la Serrezuela separa los valles de Rioseras y las Navas y cierra por el SE. la larga alineación montañosa llamada "Banda de Ubierna". Se trata de la orla cretácica más meridional de la Cordillera Cantábrica y hace de frontera entre los terrenos terciarios y sedimentarios de la Cuenca del Duero al sur, del norte montañoso y de origen mesozoico. Al ser su composición eminentemente de calizas y areniscas, abundan las oquedades, desfiladeros y cavidades de origen kárstico. El recorrido del monte de la Serrezuela permite disfrutar de buenas vistas sobre ambas vertientes, visitar las peñas de Tobes y regresar por un magnífico robledal.

La Serrezuela y Banda de Ubierna


La ruta comenzará en la población de Peñahorada, a donde se llega por la carretera N-623 de Burgos a Villarcayo. Nada más sobrepasar Sotopalacios, tomamos el desvío a la derecha y tras sobrepasar Villaverde-Peñahorada y el desfiladero, llegamos al pueblo.
Peñahorada se ubica a la salida de un interesante cañón, horadado por las vías del viejo y abandonado ferrocarril Santander-Mediterráneo y es la puerta de subida al Páramo de Masa. En la calle principal, junto a la carretera, dejamos el coche.


Peñahorada


Desde el pueblo, divisamos ya hacia el este una amplia vaguada al abrigo de unas agrestes calizas que la cierran por el norte. Salimos del pueblo por un camino que se adentra por el vallejo.

Dejamos Peñahorada atrás.
Tras dejar el cementerio del pueblo a mano izquierda, progresamos por la vaguada, ascendiendo lentamente hacia el nivel superior de la plataforma rocosa que nos flanquea por la izquierda.

Salimos de Peñahorada junto al cementerio.
Una vez ya en la meseta rocosa, Monte de la Serrezuela, continuamos por terreno despejado hacia el este. Este tramo es una extensa paramera desolada azotado por los vientos.

Subimos al Monte de la Serrezuela.

Seguimos pasando el Mojón Alto, cota más alta del páramo y en apenas un kilómetro más, llegamos al barranco de la Carbonera, que queda a nuestra derecha. Se trata de una estrecha canal rocosa que desciende al valle por la derecha. Descendemos del páramo y nos incorporamos a un valle estrecho que discurre de O. a E. entre la meseta que abandonamos a la izquierda y una pequeña alineación rocosa al sur que nos cierra la vista del valle donde se ubica Rioseras.

Refugio de pastores en el páramo.

Descendemos del páramo por el Camino de la Carbonera.
Por este vallejo alargado, caminamos aproximadamente dos kilómetros buscando la carretera que desciende desde el pueblo de Robredo-Temiño a Tobes y Rahedo, este último ubicado en el Valle de las Navas.
Antes de llegar a la carretera, hacemos un intento de incorporarnos a la sierra por la izquierda pero el camino que tomamos, se halla en muy mal estado y la vegetación lo cubre todo, por lo que deshacemos el camino y continuamos ya sin dilación junto a la carretera.


Antes de llegar al pequeño puerto por el que se baja a Tobes, divisamos a nuestra izquierda los cantiles rocosos de la Serrezuela, también llamados Peñas de Tobes, que albergan algunas cuevas que nos recuerdan las existentes en el cercano desfiladero de San Martín de Ubierna o de Rucios.

Cantiles rocosos entre Robredo-Temiño y Tobes y Rahedo.
Si nos fijamos en las paredes calizas a nuestra izquierda, percibimos perfectamente el sistema de pliegues que formaron esta alineación. Una de las peñas señala claramente el núcleo del sinclinal colgado que forma la Serrezuela (ver recreación abajo).

Peñas de Tobes y extremo SO. de la Banda de Ubierna.


Dejamos las peñas por fin detrás, y llegamos al borde del pequeño portillo que salva el desnivel entre los valles de Rioseras y las Navas. Frente a nosotros, mirando al norte, disponemos de magníficas panorámicas del Valle de las Navas mencionado, caracterizado por curiosas formaciones arcillosas. Destaca el monte Utero (989 metros). 
Abajo a la derecha, contemplamos las primeras casas del pueblo de Tobes y Rahedo
No descendemos hasta él, sino que nos incorporamos de nuevo a la sierra por nuestra izquierda, emprendiendo el camino de regreso a Peñahorada por el bosque.

Tobes y Rahedo y alturas del Utero detrás.
Tobes y Rahedo es un interesante pueblo con una curiosa iglesia románica. Su nombre hace mención al antiguo pueblo de Rahedo, hoy desaparecido. Los restos de su aún se pueden a la izquierda del camino que lleva a La Molina de Ubierna.

Vista del Valle de las Navas. Al fondo, el Utero (989 metros).
Este tramo del monte de la Serrezuela está compuesto por bosque mixto de matorral y roble. Sin seguir caminos muy claros, progresamos por él con cierta facilidad al presentarse bastante limpio. Tras unos tres kilómetros, dejamos el monte arbolado atrás y llegamos de nuevo a la cabecera del Camino de la Carbonera, que dejamos a nuestra izquierda.
Una vez en el páramo por donde vinimos, ya solo tenemos que regresar a Peñahorada por el mismo itinerario que realizamos en la ida.


Monte de la Serrezuela

Notas:

- En Tobes y Rahedo se recomienda visitar la iglesia románica.
- Desde Peñahorada se puede visitar el desfiladero caminando por el recuperado trazado de ferrocarril Santander-Mediterráneo (hoy en fase de rehabilitación en Vía Verde)


Desfiladero de Peñahorada.
Entradas relacionadas:
Ver y descargar track en Wikiloc

miércoles, 19 de febrero de 2014

San Millán desde el Puerto del Manquillo

Como se ha comentado en este blog, el pico San Millán (2131 metros), pese a ser la cumbre más alta de la provincia, es técnicamente muy accesible. El ascenso desde el Puerto del Manquillo, por su vertiente sur, es un agradable itinerario por amplias y cómodas pistas con magníficas panorámicas. En invierno, en presencia de nieve, es perfecta para ser recorrida con raqueta de nieve o incluso cargar con los esquíes y descender esquiando. La ruta que se describe se realizó en esta época del año.

El Puerto del Manquillo se ubica entre las poblaciones de Pineda de la Sierra y Riocavado de la Sierra y enlaza la Sierra del San Millán al norte (cordal principal de la Sierra de la Demanda) con la Sierra del Mencilla, al sur. El collado es un excelente punto de partida para realizar excursiones y visitar las cumbres principales de la sierra.
El puerto se halla a algo más de 8 kilómetros de Pineda de la Sierra. Dejaremos el coche en las inmediaciones de una edificación abandonada junto a la carretera.
Por el puerto pasa también el trazado de la Vía Verde de la Sierra Demanda, ya que debe salvar el antiguo túnel del ferrocarril.

Puerto del Manquillo.
Cartel indicador de la Vía Verde.
Estamos en invierno y es habitual que haya nieve ya en el mismo puerto. Nos esperan algo más de siete kilómetros salvando un desnivel de 731 metros, por lo que debemos prepararnos bien para unas 5 horas de marcha. Como hemos mencionado, lo ideal es utilizar rasquetas de nieve para desplazarnos con más comodidad si queremos llegar a la cumbre.
Justo enfrente de la casa, al otro lado de la carretera, nace el camino que sube a la cima del San Millán.

Puerto del Manquillo. Camino del San Millán.
En su primer tramo, el camino atraviesa un robledal.
El primer tramo es una empinada ladera que salva el desnivel del collado de el Manquillo del Monte de la Cruz, primera elevación del largo cordal que sube al San Millán. Desde él, rodeamos el monte Uremme, un mogote de 1659 metros, por un bonito camino entre robles, tras el cuál, alcanzaremos un llano. Aquí disfrutamos ya de buenas vistas. Frente a nosotros, aún no es visible la cima del San Millán, muy esquiva casi hasta la misma cumbre, pero divisamos el resto de cumbres del cordal principal de la Sierra de la Demanda o para ser más exactos, de la Sierra del San Millán: Cabeza Aguílez, Torruco-Zarzabala, Otero. Mirando al SO., apreciamos casi la totalidad de la Sierra del Mencilla
El paisaje blanco lo cubre todo. el pueblo de Pineda de la Sierra nunca llega a verse, ya que queda oculto tras el barranco Malo y la larga loma de los Helechares.

En la cota 1600, afrontamos unos largos cortafuegos.
Emprendemos el segundo tramo de ascensión, superando un largo cortafuegos, muy amplio, pero con elevada pendiente. A medio camino de él, nace a mano izquierda el camino que disimulado entre la vegetación, se dirige hacia el mismo nacimiento del río Arlanzón. Su visita será objeto de otra entrada en este blog ya que su mejor acceso y visita se realiza desde una curva antes de subir al Puerto del Manquillo.

Toda la subida disfrutamos de magníficas vistas sobre la Sierra del Mencilla.
Tras superar el cortafuegos, alcanzamos el término Estépar, donde se une por la derecha el camino que sube desde Barbadillo de Herreros. Desde aquí tenemos las mejores vistas sobre los barrancos laterales del San Millán. A la izquierda tenemos el enorme Barranco Malo y las cumbres de los Trigazas arriba. La Sierra del Mencilla es visible prácticamente en toda su magnitud. A la derecha, el barranco del arroyo Valdorcas, que desciende hasta el pueblo de Riocavado de la Sierra. Todas estas laderas están cubiertas de pino de repoblación.

Avanzamos ganando altitud hacia la cima del San Millán, aún no visible.
Hasta aquí todo el camino hemos progresado sin ninguna dificultad. Nos ha ayudado que el viento está calmado, hecho poco habitual en esta montaña.


Avanzamos por el camino, señalizado en mayor o menor fortuna con pequeños hitos de piedra semiocultos en la nieve. Si siguiéramos por el camino, continuaríamos a media ladera rodeando el barranco Malo, así que hay que estar atentos a desviarnos a la derecha a una pista que asciende con decisión y emprende el ataque definitivo a la cima.

Tres Mojones.
Desde aquí la pendiente no da tregua. En poco, llegaremos al término de Tres Mojones, punto donde se encuentran los términos municipales de Pineda de la Sierra, Riocavado de la Sierra y Barbadillo de Herreros.


En Tres Mojones se incorpora por nuestra izquierda la larga pista que sube desde Pineda de la Sierra siguiendo la loma de los Helechares.

Ya se atisba la cima.
Dejamos el mojón y encaramos ya el último tramo. Aún nos queda por superar 250 metros de desnivel, quizás los más duros, hasta alcanzar la cima, en donde llegamos tras unas tres horas de marcha desde que salimos del Puerto del Manquillo.


Cima del San Millán
(2131 metros)


En la cumbre encontramos un gran monumento de piedras donde suele estar instalado un belén subido por los montañeros de Pradoluengo en Navidades así como un gran tenderete metálico.


Si las nubes y los vientos nos lo permiten, lo cual no ocurre habitualmente, las vistas desde la cima son excepcionales, ya que estamos en la mayor cumbre provincial. Hay terreno despejado en muchos kilómetros  a la redonda. Hacia el este la cadena solo se ve superada por la cumbre del San Lorenzo, máxima altura de la Rioja y techo de la Sierra de la Demanda. Todo el cordal tiene continuidad y pudiéramos recorrerla caminando completamente sin interrupción (ver la entrada Integral de la Demanda: del Trigaza al San Lorenzo).
Mirando al norte, divisamos el Valle de Santa Cruz de Urbión. Es la vertiente más técnica y complicada, pero su ascensión se produce en su primer tramo por un magnífico hayedo que remonta el río Urbión. En invierno la ladera puede presentar placas de hielo y exigir equipo más técnico como piolet y crampones.
La cumbre es punto perfecto para descansar, comer y recrearse con el paisaje.

Bonita vista del pico Mogosa (1781 metros).
El descenso al Puerto del Manquillo debe realizarse siguiendo el mismo itinerario, ya que no hay alternativas viables para hacer la ruta circular.

Regresamos al Puerto del Manquillo.

San Millán desde el Puerto del Manquillo



Notas:

- Por el Puerto del Manquillo discurre la Vía Verde de la Sierra de la Demanda, en su tramo de Pineda a Riocavado de la Sierra. Su aparcamiento suele estar frecuentado de coches y caminantes en los meses de buen tiempo.
- Muy cerca del Puerto del Manquillo, nace el río Arlanzón. Una senda boscosa desde la base del puerto lleva hasta el nacimiento.
- Desde el Puerto del Manquillo, se puede ascender también al pico Mogosa (1781 metros), cumbre más oriental de la Sierra del Mencilla.
- No se recomienda desviarse del itinerario de la ruta descrita, ya que los flancos están surcados por profundos barrancos por lo que es fácil extraviarse.
- La ascensión desde el Manquillo, es más fácil y cómoda que desde el pueblo de Pineda de la Sierra.


En invierno:

- Aunque la ruta es técnicamente sencilla, en presencia de nieve y época fría, debe prepararse bien. Las laderas y la cima del San Millán suelen estar sacudidas por fuertes vientos y en cuestión de minutos el tiempo puede cambiar radicalmente. Es necesario informarse del pronóstico del tiempo antes de salir, llevar calzado de nieve, bastones y suficiente ropa de abrigo.

- En ocasiones, la subida al Puerto del Manquillo puede ser dificultosa al estar helada la carretera, para ello habría que dejar el coche en la curva anterior.


Entradas relacionadas:


Valle del Alto Arlanzón - Cumbres principales
( hacer click en el nombre de la ruta para ir a la entrada correspondiente )

SIERRA DE LA DEMANDA





Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc