sábado, 19 de diciembre de 2015

Isla de la Palma: Nacientes de Marcos y Cordero

Volvemos a las Islas Canarias y a su isla más bonita: La Palma, de la que en este blog ya hemos dedicado dos entradas. En esta ocasión presentamos una de sus excursiones más espectaculares: los Nacientes de Marcos y Cordero. El camino discurre por una senda que se abre paso por el interior del bosque de laurisilva, que puebla la ladera norte de la Caldera de Taburiente. En su inicio, además de visitar los nacimientos, atravesamos varios túneles abovedados por donde se canaliza el agua.

Como se ha comentado, la excursión partirá desde los manantiales de los arroyos que han sido canalizados en una impresionante obra a 1500 metros de altitud. El recorrido de descenso exige primero llegar a estas canalizaciones, por lo que lo normal es que un taxi todoterreno acerque a los excursionistas hasta su inicio, subiendo por largas pistas a través del bosque. Para ello, alquilamos un taxi en el municipio de Los Sauces que nos sube hasta la parte más alta donde comenzaremos la excursión. Los Sauces se halla en la parte NE. de la isla, a unos 20 kilómetros de la capital, Santa Cruz de la Palma.

Espesos bosques de laurisilva tapizan las laderas septentrionales de la Caldera de Taburiente.
El viaje en coche, barranco arriba, hacia la cabecera del barranco del Agua, en cuya cabecera se hallan los nacederos, es en sí mismo una agradable experiencia en el que contemplamos a nuestra derecha el selvático bosque por el que cual descenderemos unas horas más tarde.
El vehículo nos dejará en unos diez kilómetros en las inmediaciones de la Casa del Monte, a 1350 metros de altitud. Allí mismo, comenzaremos la excursión empezando de la manera más espectacular posible: atravesando una serie de túneles por los cuales discurren las canalizaciones de toma de agua. Estas canalizaciones fueron construidas a golpe de dinamita (además de pico y pala), a comienzos del siglo XX y sirvieron para recoger las aguas para ser aprovechadas como fuerza motriz en la Central Hidroeléctrica del Mulato, aguas abajo, además de servir de regadío.


Aunque su recorrido no es especialmente peligroso, sí que es imprescindible llevar linterna o frontal y tener cuidado en no golpearse con las paredes al caminar encorvado por su interior. Por su interior, caminamos entonces siguiendo la baranda de las canalizaciones de agua. En algunos tramos incluso nos mojaremos un poco ya que las paredes rezuman agua en algunos sitios.
Salimos de los túneles (en total son 13) y continuamos por el sendero que aferrado a la ladera, recorre la cabecera del Barranco del Agua. Llegamos en breve a los nacederos. El primero de ellos, el del arroyo Marcos, brota de la pared en varios sitios y sus incipientes cursos se van agrupando ladera abajo. Un poco más adelante, llegamos a las inmediaciones del manantial de Cordero, también brotando de la roca, entre la vegetación. A nuestra derecha, una selva de vegetación se desparrama hacia abajo buscando la salida al mar. Los cursos de agua se van agrupando hasta encauzarse finalmente en la parte más estrecha del barranco.

Los nacientes de Marcos y Cordero brotan de la pared aguas arriba del Barranco del Agua.
Junto al segundo nacedero, Cordero, tomamos el camino señalizado que inicia el descenso. La cabecera del barranco es pedregosa, ya que el arroyo se infiltra y surge, por lo que tenemos que caminar por el lecho seco del arroyo, sorteando grandes bloques de piedras. Es de suponer que en épocas de lluvias, el nivel del agua sea muy superior al que encontramos en verano donde nos encontramos. 

Los nacientes de Marcos y Cordero.
Vamos descendiendo sin dificultades, siguiendo ya un sendero perfectamente señalizado que se adapta al barranco y discurre en paralelo al cauce. La vegetación lo invade todo y caminamos por auténticos túneles vegetales que incluso nos impiden ver las verticales paredes que flanquean el interior del barranco.

La sensación que tenemos es de caminar por el interior de una selva tropical.

Empinadas paredes flanquean el barranco por el que descendemos.
Nos encontramos en un bosque de laurisilva, auténtica reliquia del terciario, cuando este tipo de bosque poblaba grandes áreas del planeta, mucho más cálido de lo que es ahora. En las Islas Canarias encontramos aún buenas muestras de él sobre todo en la isla en la que nos encontramos y en la vecina de la Gomera (ver la entrada Parque Nacional de Garajonay).
En su interior, hasta veinte especies arbóreas, siendo las más frecuentes las de hojas lanceoladas (tipo laurel...), siempre verdes y perennes, además de musgos, helechos, muchos de ellos endémicos.


El bosque de laurisilva tapiza los barrancos septentrionales de la isla.


Tras aproximadamente hora y media de descenso, a 770 metros de altitud, un cartel nos anuncia la cercanía del Mirador del Espigón Atravesado, . Dejamos el camino y nos desviamos brevemente hasta él. Subiendo por una empinada escalinata accedemos a una plataforma desde donde podemos admirar un espectacular paisaje. Todo a nuestro alrededor es verde y el mirador asemeja una isla que brota de su interior.

Escalinata por la que subimos al mirador del Espigón atravesado.
Cuesta creer que estemos en el interior de una isla tan pequeña, la cual, como todas las Islas Canarias, solemos identificar con la sequedad y el sol. La sensación es precisamente la contraria.


Bajamos por la escalinata al sendero de nuevo y continuamos por él para cubrir ya el último tramo. En poco más de media hora, llegaremos a la carretera que sube desde Los Sauces al Centro de Visitantes de los Tiles. Es el punto final a la excursión.
Aquí, hemos quedado con el taxi que nos subió a lo alto del barranco a primera de la mañana. La alternativa es cubrir por la carretera los cuatro kilómetros que nos separan de Los Sauces, donde hemos dejado el coche. El taxi, puntual, nos recoge y lleva hasta la localidad, donde podemos reponernos de la excursión en cualquiera de sus bares y establecimientos.




Paisaje espectacular de la Isla de La Palma.

NACIENTES DE MARCOS Y CORDERO
DificultadMedia.
CiclableNo.
CircularNo.
OrientaciónFácil. Esta señalizado todo el recorrido.
Época recomendableTodo el año, excepto con lluvia.
InicioCasa del Monte, en el municipio de Los Sauces, Isla de la Palma.
Distancia de Santa Cruz de la Palma25,6 kilómetros.
Tiempo totalUnas cinco horas.
Distancia total11,1 kilómetros.
InterésTúneles, bosque de laurisilva, paisaje selvático.
Altitud mínima489 m.
Altitud máxima1512 m.
Mapas
1:50000: 1083 Los Sauces.
1:25000: 1083-2 Garafia; 1083-4 San Juan de Puntallana.



Notas:
- El acceso a la parte superior del barranco y la posterior recogida en la casa del parque debe hacerse mediante un taxi. Podremos alquilarlo en la localidad de Los Sauces.
- Para el paso por los túneles es necesario disponer de linterna o frontal y recomendable un chubasquero porque hay goteras.
- El descenso por está señalizado y es sencillo. 
- El Barranco del Agua, se emplaza en la cara NE. de la Caldera de Taburiente. En un viaje a la Isla de la Palma, no puede faltar un recorrido por su interior así como recorrer los volcanes del sur (ver entradas publicadas en este blog).

La Caldera de Taburiente
Ruta de los Volcanes

Entradas relacionadas:


Mapa topográfico

Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

( el track no ha sido generado por el autor del blog )



1 comentario:

  1. ¡Fantástico! un paisaje muy atractivo y parece que complicadillo a veces.

    ResponderEliminar