lunes, 14 de diciembre de 2015

Torres de Calvilla

Dentro de los montes que orlan las Sierras de Neila y Urbión por el sur, y que son continuación de las Peñas de Cervera, visitaremos una de sus cumbres más interesantes: el monte Calvilla o las llamadas "Torres de Calvilla". Partiendo de la escondida localidad de Moncalvillo, no muy lejos de Salas de los Infantes, subiremos a su cima, compuesta por curiosas formaciones pétreas, y retornaremos recorriendo apartados parajes por caminos poco visitados.


Moncalvillo


Para llegar a Moncalvillo, debemos salir por la carretera de Soria. Una vez en Salas de los Infantes, tomamos el desvío a Quintanar de la Sierra. Justo antes de Castrillo de la Reina, hay que tomar el desvío a la derecha por una carretera local que muere en el pueblo.
Moncalvillo, de significado "Monte de Calvillo", se ha hecho famoso por ser el pueblo originario del único español fallecido en los atentados del 11-S en Nueva York. La localidad se desparrama siguiendo el curso del río Ciruelos y ya ha sido objeto de una entrada en este blog (ver Desfiladero del Ciruelos).
El caserío, dividido por el curso del río, se conserva en buen estado. Varios puentecitos cruzan el Ciruelos. Dejaremos el coche junto al cauce y emprendemos la marcha.
Saldremos por el lado oriental del pueblo, siguiendo el río a nuestra izquierda. 
Nada más dejar las últimas casas, el camino se convierte en pista, muy amplia, que se dirige hacia Rabanera del Pinar, ya en la carretera de Soria. Tras realizar un giro pronunciado a la derecha y dejar un merendero en la otra orilla, nos encontramos ante el cruce donde debemos abandonar la pista. Por la izquierda emprendemos la subida al Calvilla. Hay una señal indicándolo como "La Mira".

Nos desviamos a la izquierda para emprender la ascensión al Calvilla.
Comenzamos a ascender. Inicialmente la pendiente es fuerte, pero el camino es muy amplio y cómodo. Poco a poco, vamos dejando Moncalvillo abajo y podemos contemplarlo a nuestra izquierda abajo escondido entre las peñas. Si miramos detrás nuestro, destaca la majestuosa silueta de la Peña Carazo, sobresaliendo del mar de nubes. Es pronto por la mañana y la niebla no se ha disipado. La peña asemeja una gran isla. Continuamos ascendiendo, la pendiente se suaviza.

Las primeras luces del día llegan a Moncalvillo.
Alrededor nuestro se desparraman las sabinas, muy separadas entre sí, aferradas a la ladera.

La Peña Carazo sobresale del mar de nubes.
Poco más arriba, entramos en el bosque robledal, convirtiéndose la pista en sendero. Describimos una curva cerrada hacia la derecha y llegamos a los corrales de las Saleguitas, hoy en ruinas. Las vistas sobre la Peña Carazo continúan siendo impactantes.

El sendero se abre paso entre la vegetación hacia la cima.
Seguimos camino hacia arriba sin pérdida alguna. La pendiente se agudiza de nuevo, desaparecen los árboles. A ambos lados, la vegetación se aprieta al borde del sendero. Poco a poco van apareciendo grandes bloques de piedra componiendo curiosas formas. A lo lejos, divisamos ya la cumbre del Calvilla, a modo de castillo sobresaliendo de la parte más alta del monte. La sierra es zona de transición entre materiales formados en el Cretácico y Jurásico (calizas y dolomías), el Triásico (areniscas y arcillas rojas) y el antiquísimo Cámbrico (pizarras y cuarcitas). Testigo de las cuales encontramos grandes bloques de diferentes configuraciones desperdigados por las laderas, que nos hablan de una compleja evolución geológica en la zona. Una profunda falla corta la sierra por el norte, mientras que la ladera sur se presenta suavizada.


Una vez en la meseta, pasamos la alambrada que sirve de límite entre los municipios de Moncalvillo y Palacios de la Sierra. Llegamos a la misma base de las Torres de Calvilla. Caminando por la base, buscamos el mejor punto para acceder a su cumbre, a donde llegamos fácilmente tras una pequeña trepada entre los bloques.
Cumbre del Calvilla o Torres de Calvilla (1398 metros). Hay un hito geodésico, pero ningún buzón montañero. En los mapas también aparece la denominación de Alto de las Torres.
Llegamos a la base del Calvilla.
Mirando hacia el norte, impresionantes vistas sobre las Sierras de la Demanda, Neila y Urbión. A nuestros pies el valle del Arlanza y los pueblos de Quintanar de la Sierra y Palacios. Alejado a la izquierda, divisamos el pueblo de Monasterio de la Sierra, rodeado de una selva de árboles. Cerca de él, la gran cicatriz provocada por la construcción de la presa de Castrovido.
La cima, es un magnífico lugar para descansar, recrearse en el paisaje y comer algo antes de emprender la vuelta.
El regreso a Moncalvillo bien pudiera ser por el mismo camino, pero decidimos explorar el lado oriental del monte descendiendo hacia Palacios de la Sierra.


Las Torres de Calvilla.
Continuamos por el camino, que se mantiene en buen estado y emprendemos el descenso. Nuestra idea es salirnos de él a media ladera para tomar un sendero que debe  discurrir paralelo al arroyo del Lomo. Tras llegar al punto donde debe aparecer según nuestro GPS, comprobamos que la vegetación lo oculta a nuestra derecha y no conseguimos dar con él. La alternativa no es otra ya que continuar por la pista hacia Palacios de la Sierra para descender primero del monte y volver a Moncalvillo por el llamado camino del Cerro, siguiendo paralelos al monte por su lado sur.
Descendiendo del monte hacia Palacios.
Vista del Calvilla desde su lado sur.
El descenso del es largo pero sencillo. El sendero es siempre evidente, bajamos cómodamente por él hasta enlazar con una gran pista para vehículos que procede de Palacios. Nos incorporamos a ella por nuestra derecha y continuamos algo menos de un kilómetro hasta llegar a la Tenada Era de Ruiz, donde la abandonamos. Desde aquí, hay que tomar un sendero a nuestra derecha, el cual se abre paso por el bosque, continuando siempre en paralelo al monte, que queda a nuestra derecha. A veces se bifurca y surgen caminos a ambos lados, así que es necesario estar atentos a nuestro GPS para no perder el camino correcto.

Curiosas formaciones rocosas en el camino de vuelta a Moncalvillo.
Ya solo nos queda recorrer los siete kilómetros que aún nos separan de Moncalvillo. El camino se halla en buen estado y avanzamos con rapidez. A nuestra izquierda, vamos dejando pequeñas elevaciones pobladas de pinos. Continuamos, haciendo algún descanso porque los kilómetros se van acumulando. El terreno es en general llano. De vez en cuando surgen de entre la vegetación grandes moles de aglomerados y areniscas de caprichosas formas.

Enlazamos con la pista de Rabanera a Moncalvillo.
Llegamos a Moncalvillo.
Por fin, emprendemos el descenso hacia el valle del Ciruelos, incorporándonos a la pista de Moncalvillo a Rabanera que mencionamos al principio de este recorrido. Por ella, ya solo nos queda recorrer los dos kilómetros y medio que nos separan de las primeras casas del pueblo.


TORRES DE CALVILLA
Dificultad
Media.
Ciclable
Sí.
Circular
Sí.
Orientación
Difícil, no está señalizado y hay muchos cruces y cambios de senderos.
Época recomendable
De abril a noviembre. En invierno y primavera podemos encontrar los caminos impracticables.
Inicio
Moncalvillo.
Distancia de Burgos
71 kilómetros.
Tiempo total
4 horas.
Distancia total
16,1 kilómetros.
Interés
Pueblo de Moncalvillo, panorámicas desde la cima del Calvilla.
Altitud mínima
1047 m.
Altitud máxima
1395 m.
Mapas
1:50000: 0316 Quintanar de la Sierra; 0315-2 Castrillo de la Reina.
1:25000: 0316-1 Quintanar de la Sierra
h



Notas:

- A las Torres de Calvilla podemos también ascender desde la localidad de Palacios de la Sierra, partiendo del otro extremo del monte. Para ello, debemos salir de la localidad por la carretera a Hontoria del Pinar. Tras dos kilómetros, hay que tomar la pista que sale a la derecha y que se dirige a la Tenada de Era Ruiz. Antes de llegar, se cruza con el camino mencionado por el que descendimos de la cima. También podemos salir por la ermita del Arroyal.


Palacios de la Sierra
- En Moncalvillo podemos visitar el monumento a Edelmiro, la víctima española en los atentados del 11-S. Se halla sobre la ladera un poco más abajo de la posición que ocupa la iglesia.

Monumento en homenaje a Edelmiro Abad Elvira, único español fallecido en el atentado de las Torres Gemelas en 2001, natural de Moncalvillo, Burgos.



Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación




Ver y descargar track en Wikiloc

1 comentario:

  1. Atractiva salida aunque el recorrido circular descrito se me antoja que se tiene que hacer algo largo. De cualquier modo, fenomenal.

    ResponderEliminar