jueves, 24 de septiembre de 2015

Serranía de Cuenca: Hoz de Tragavivos (y II)

En esta segunda entrega sobre la Hoz de Tragavivos, recorreremos su interior. El itinerario es considerado uno de los más interesantes y atractivos de toda la Serranía de Cuenca, rica en gargantas y terrenos quebrados. Lo que hace especial a este itinerario es la inaccesibilidad del lugar, la ausencia total de caminos y la naturaleza exuberante, a lo que hay que añadir el particular y peligroso camino por el que hay transitar. Esta no es apta para los que sufren de vértigo o falta de decisión ya que caminaremos por el borde de un canal para el transporte del agua. A esto hay que sumarle los contínuos desplomes del terreno que obligan a retroceder y cambiar de borde continuamente.


Embalse del Molino de Chincha


Una vez visitados los bordes superiores de las hoces Somera y de Tragavivos y retornado a Carrascosa de la Sierra (ver entrada Hoz de Tragavivos (I)), bajamos de nuevo a Beteta. Desde allí, y sin entrar en el pueblo, hay que coger la carretera local que lleva hasta Puente de Vadillos. Por el camino atravesamos otro bonito desfiladero, la llamada Hoz de Beteta, sobre el río Guadiela. Esta hoz será el objeto de otra entrada ya que aunque está atravesada íntegramente por una carretera, existe un pequeño recorrido que visita sus puntos más interesantes. 
Llegamos a Puente de Vadillos, localidad situada en las orillas del Embalse del Molino de Chincha. Nada más entrar, nos desviamos a la derecha tomando la pista que sube por la margen izquierda del embalse. Este camino se encuentra en bastante buen estado, aunque en algunos puntos la vegetación la estrecha demasiado. Por ella, recorremos los 4,5 kilómetros siguiendo la orilla del embalse hasta hasta su extremo junto al muro de la presa, donde dejamos el coche.

Nos aproximamos a la presa del embalse de Chincha.
Pasarela de la presa.
La presa, está enclavada en un estrechamiento natural, llamado Estrecho del Guijarro, que cierra la hoz por su lado sur y ha sido labrado por el río Guadiela. Encontramos una escalera metálica, sujeta a la pared y sobre el agua, por la cual pasamos el dique y bajamos por el otro lado, ya en el interior de la hoz. Desde aquí, el silencio y la naturaleza más primigenia serán nuestros únicos compañeros ya. Junto a la casa de distribución, nace ya el canal de desagüe de las aguas que recorre toda la hoz y junto al cual debemos caminar. Dos muros de cemento de 40 centímetros de ancho flanquean el canal de agua de unos dos y metros de profundidad.

Caseta junto a la presa desde donde iniciamos el recorrido por el interior de la Hoz de Tragavivos.
Aunque el lado izquierdo es en general más cómodo, en muchos puntos se ve interrumpido por desplomes de roca, por lo que es preferible recorrer por el lado derecho, que nunca se interrumpe. En todo caso, comenzamos el recorrido por el lado izquierdo y nos vemos obligados a retroceder en unos trescientos metros recorridos para atravesar el canal por una estrecha pasarela y continuar por el lado derecho. Por todo el canal hay pasarelas cada cierto espacio, las cuales no son demasiado anchas y requieren cierta decisión para ser cruzadas.

Seguimos por el borde derecho del canal hacia el interior de la Hoz de Tragavivos.
A nuestra derecha contemplamos la espectacular desembocadura del Barranco de la Povedilla sobre la hoz.
Según avanzamos, vamos comprobando que efectivamente el lado izquierdo se torna problemático en algunos puntos en que la pared de roca llega hasta el mismo borde del canal e impide el paso. A nuestra derecha tenemos la ladera y el vacío sobre el río Guadiela, que fluye por el fondo de la hoz, pero los pinos hacen de quitamiedos y nos hacen caminar con cierta tranquilidad. Avanzamos así unos dos kilómetros, a ritmo lento.

Lado contrario del canal, más seguro en algunos tramos, aunque con peor visibilidad.
El caminar fuera del borde del canal hace que la sensación de seguridad sea mucho mayor, pero por otro lado perdemos algo de perspectiva de la hoz porque los árboles nos limitan algo la visión. Progresar por el remate superior del canal es posible, pero además de ser peligroso, obliga a avanzar muy atentos porque a nuestra izquierda tenemos el fondo del canal con agua.

El tramo medio de la hoz es el que atesora mejores panorámicas.
Seguimos. Poco a poco nos vamos introduciendo en lo más profundo y salvaje del interior de la Hoz de Tragavivos y en sus tramos más espectaculares. Las paredes caen a pico de los dos lados, disfrutamos del agreste paisaje que nos rodea.


A los dos kilómetros y medio del inicio, el gran promontorio del Cerro Zapatero, a nuestra izquierda, hace que el canal se introduzca en la roca por un túnel y no queda más remedio que rodearlo. Unas escaleras talladas en la roca, bastante seguras, nos permiten bordear el saliente y continuar por el otro lado del túnel. 


Video junto al Cerro Zapatero

video


Continuamos esta vez por el lado izquierdo porque nos parece ancho y más rápido. Es en este punto donde disponemos de las mejores panorámicas del interior de la hoz. Destaca a nuestra izquierda la espectacular desembocadura del Barranco de la Povedilla que se precipita a través de paredes verticales sobre la hoz.

El canal se adentra en la roca por lo que tenemos que bordearla por una escalera tallada en la piedra.
Continuamos por el lado de la pared ya sin interrupción porque nada nos lo impide. En algún punto la roca llega hasta el mismo borde pero podemos superarlo sin grandes problemas. En todo caso es necesario tener siempre mucha cautela y no despistarse en ningún momento y caminar atentos donde pisamos. El silencio, la paz, el canto de las aves, nos acompañarán. Aparte del canal por el que avanzamos, solo nos rodea la naturaleza, no hay más caminos ni senderos.


El salto de un corzo rompe el silencio tras saltar sobre el canal desde la izquierda y desaparecer rápidamente entre los pinos. Unos dos kilómetros más adelante del túnel, el canal de nuevo se introduce en la roca para salvar un nuevo saliente. A la derecha estamos exactamente en el punto en que la Hoz Somera, que vimos desde arriba, desemboca en Tragavivos, confirmando un paisaje espectacular.

Cerca de la desembocadura de la Hoz Somera, el canal forma un nuevo túnel.


Buscamos a la derecha de la roca donde poder rodearla por abajo, pero la vegetación parece invadirlo todo. La hoz puede ser recorrida en su totalidad, pero no logramos encontrar el sendero con claridad. Hemos recorrido ya cuatro kilómetros y medio, lentamente, por el interior, y el final está muy cercano. Como en cualquier caso hay que retroceder por el mismo camino, es este buen punto para dar fin a nuestra excursión por el interior de la hoz y "regresar a la civilización".

Confluencia de la hoz Somera con Tragavivos.
Regresamos. Tras lo recorrido en la ida, hemos ganado en confianza y recorremos largos tramos directamente sobre el remate del canal con mucha más rapidez. Como comentamos al principio, tras superar el saliente del Cerro Zapatero continuamos ya siempre por el lado izquierdo para superar los obstáculos ya conocidos por el lado de la ladera.
Llegamos a la caseta junto a la presa desde donde ya solo tenemos que subir de nuevo por la escalera, atravesar el muro de la presa y por la escalera metálica, llegar al coche, dando fin a esta inolvidable excursión

Escalera en la roca para salvar el saliente del Cerro Zapatero.


HOZ DE TRAGAVIVOS (y II)
Dificultad
Muy alta.
Ciclable
No.
Circular
No.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
Abril a octubre y preferentemente en fines de semana, en que se reduce la actividad de la central y el canal lleva menos caudal de agua.
Inicio
Muro de la presa del embalse del Molino de Chincha (Puente Vadillos, Cuenca).
Distancia de Cuenca
88 kilómetros.
Tiempo total
 3 horas 45 minutos.
Distancia total
8,7 kilómetros.
Interés
Hoz de Tragavivos, embalse de Chincha, hoces Somera y Beteta (cercanas).
Altitud mínima
883 m.
Altitud máxima
1097 m.
Mapas
1:50000: 0538 Valdeolivas; 0539 Beteta.
1:25000: 0538-4 Cañizares; 0539-3 Beteta.





Notas:
- Hay que insistir que la excursión está absolutamente descartada para los que no estén acostumbrados a los terrenos agrestes y sufran de vértigo, ya que durante todo el recorrido caminaremos junto a un canal de dos metros y medio de profundidad.
- En general, si se camina por el lado contrario a la ladera y junto al muro, el itinerario es muy seguro.
- La Hoz de Tragavivos puede completarse totalmente para salir por su lado occidental al pueblo de la Herrería de Santa Cristina, pedanía de Carrascosa de la Sierra. Para ello sería necesario otro coche de apoyo para retornar al muro de la presa donde iniciamos la excursión.
- También se puede descender hasta el interior de la hoz desde Carrascosa bajando por el desfiladero de la Hoz Somera, en sí mismo otra magnífica excursión donde además se pueden contemplar varias cascadas.
-La carretera entre Puente de Vadillos y Beteta atraviesa la Hoz de Beteta, magnífico desfiladero que puede recorrerse en su tramo central por un camino que discurre junto al río Guadiela. Será objeto de una futura entrada en este blog.



Entradas relacionadas:


Mapa topográfico


Perfil de elevación (solo ida)

Ver y descargar track en Wikiloc

domingo, 20 de septiembre de 2015

Serranía de Cuenca: Hoz de Tragavivos (I)

Tras un nuevo viaje a la Serranía de Cuenca, inauguro una nueva serie de excursiones por esta comarca, sin duda una de las más bellas de España. En esta ocasión, visitamos su garganta más salvaje y fascinante: la Hoz de Tragavivos, sobre el río Guadiela. Su atractivo es que se halla muy alejada de cualquier núcleo habitado y solo es posible recorrer su interior siguiendo un peligroso canal que la atraviesa. En esta primera entrada, divisamos la hoz desde su parte superior recorriendo varios miradores. En una segunda entrada, recorreremos su interior por el camino descrito. 


La Hoz de Tragavivos



Para admirar la garganta desde su parte superior, nos acercamos primero al aislado pueblo de Carrascosa de la Sierra, ubicado en la Alta Serranía, a casi 88 kilómetros de Cuenca capital. Hay que acceder primero al pueblo de Beteta, para desde allí tomar la carretera local a Puente de Vadillos. A los pocos metros, tomaremos el desvío que sube a Carrascosa, donde muere la carretera.


El pueblo, ubicado a 1258 metros de altitud, se halla sobre un extenso páramo rodeado de bosques, en un solitario y sugestivo lugar.

Llegando a Carrascosa de la Sierra
Desde el centro del pueblo hay que tomar la pista que se dirige hasta el mismo borde del páramo directamente sobre la hoz. Justo a la altura de la iglesia, tomamos el amplio camino que sale a mano izquierda. Pronto, se introduce en el pinar y se convierte en pista forestal.


El estado del camino es bueno, estamos en verano y el firme es sólido. Se puede recorrer prácticamente por cualquier tipo de vehículo ya que la pendiente es además bastante suave. Nos vamos aproximando al borde del páramo sobre las hoces.

Paramos en el mirador sobre la Hoz Somera.
A casi 4 kilómetros de Carrascosa, llegaremos al mirador sobre la Hoz Somera. El río del mismo nombre ha excavado una profunda garganta desde el norte y desemboca sobre el Guadiela aguas abajo de la Hoz de Tragavivos. Paramos junto a la pista y nos asomamos al mirador. La panorámica sobre ambas hoces a nuestros pies es impactante. Miremos donde miremos, solo vemos farallones rocosos desplomándose sobre el fondo de ambas gargantas. La vegetación lo invade todo.

Mirador sobre la Hoz Somera.


La Hoz Somera.

A la izquierda divisamos la desembocadura sobre Tragavivos.
La vegetación y la naturaleza lo envuelve todo.

Video desde el Mirador de la Hoz Somera


video


Tras hacer fotos y descansar, volvemos al coche y continuamos por la pista. Descendemos en zigzag perdiendo altitud y poco a poco nos aproximamos al borde sobre el tramo central de la Hoz de Tragavivos. Aunque en cada curva dejamos el vacío a un lado de la carretera, ésta es lo suficientemente ancha y la vegetación tupida, para hacernos avanzar con tranquilidad.



La pendiente se agudiza. Como estamos ya cerca del borde, dejamos el coche aprovechando un entrante en el bosque a nuestra izquierda. Seguimos por la pista caminando. Doscientos metros más abajo, llegaremos a un claro junto al precipicio, justo en la base de un pinar, a nuestra derecha.



A la derecha del claro subiremos por el bosque hasta el borde sobre la Hoz de Tragavivos.
Por esta ladera es por donde tenemos que subir para asomarnos sobre la hoz. No hay señalización de ningún tipo, pero el itinerario es evidente y la subida por el pinar no es complicada, solo hay que superar unos sesenta metros de desnivel subiendo entre los pinos.


Primera panorámica sobre la Hoz de Tragavivos.


Divisamos el canal que discurre por el fondo de la Hoz de Tragavivos.
Llegamos por fin a la parte superior y nos emplazamos directamente sobre el tramo medio de la garganta que ha excavado el río Guadiela. Tenemos la impresionante Hoz de Tragavivos a nuestros pies. Mirando a la izquierda, divisamos al fondo el estrechamiento de la hoz en la proximidad del muro de la presa del embalse de Chincha, que no vemos desde donde estamos. En el fondo de la garganta, apreciamos bien el canal construido con el objetivo de transportar el agua de la presa aguas abajo. Siguiendo este canal, visitaremos el interior de la hoz más tarde.

Impactante panorámica sobre la Hoz de Tragavivos.
A la derecha, se atisba el extremo oeste de la hoz en las proximidades del barrio de Santa Cristina o la Herrería, hoy pedanía de Carrascosa. Se trata de un encantador caserío ubicado en la misma cabecera de la hoz y es destino de buscadores de paz y tranquilidad, ya que se halla muy lejos de cualquier carretera. En esa dirección, observamos un enorme espolón que cae a plomo sobre el fondo. Como nos interrumpe la visión completa, continuamos junto al borde para acercarnos a él y situarnos en su extremo.


El camino no es peligroso, la vegetación es exuberante pero nos deja el paso fácil y poco a poco avanzamos dejando el abismo a nuestra izquierda. En apenas trescientos metros, llegaremos al borde rocoso mencionado. Es una lengua de tierra que se asoma sobre la hoz ofreciendo impresionantes caídas a ambos lados. Su anchura es sin embargo lo suficientemente amplia para caminar sobre él. Nos sentimos flotando sobre el abismo a uno y otro lado. Aunque en teoría podríamos llegar hasta la misma punta, nos paramos unos metros antes por precaución y disfrutamos del paisaje.


Video de la Hoz de Tragavivos desde arriba

video




Las perspectivas ahora sí que son más completas a uno y otro lado y es obligado detenerse un rato a disfrutar del paisaje. Hacemos fotos y nos recreamos con el lugar y las vistas que tenemos. Contemplamos las aves que sobrevuelan los acantilados. El silencio y la naturaleza lo invade todo.
Extremo occidental de la Hoz de Tragavivos. Al fondo, el caserío de Santa Cristina.
Retornamos a Carrascosa de la Sierra por la pista.
El día avanza y nuestra intención es descender al fondo del desfiladero para recorrer su interior. Para ello tenemos primero que deshacer el camino hasta Carrascosa de la Sierra desde donde bajaremos por carretera hasta las cercanías de Beteta. Desde allí, cogeremos la carretera que nos lleva hasta el pueblo de Puente Vadillos. En el trayecto, admiraremos la Hoz de Beteta, excavada también por el río Guadiela. 
Una vez en Puente de Vadillos nos dirigiremos por una pista que recorre el borde del pantano de Chincha hasta la presa, desde donde iniciaremos el recorrido por el interior de la Hoz de Tragavivos.


HOZ DE TRAGAVIVOS (I)
Dificultad
Baja.
Ciclable
No, el itinerario discurre por el borde rocoso entre los pinos.
Circular
No.
Orientación
Mediana, aunque se llega fácilmente por pistas, hay que encontrar el cortado.
Época recomendable
Todo el año. Cuidado en invierno con la nieve y posible hielo junto a los cortados.
Inicio
Carrascosa de la Sierra (Cuenca).
Distancia de Cuenca
87,7 kilómetros.
Tiempo total
1 hora 5 minutos (caminando)
Distancia total
2,1 kilómetros.
Interés
Panorámicas de las hoces de Tragavivos y Somera. Pinares. Pueblos pintorescos de la comarca de la Alta Serranía de Cuenca.
Altitud mínima
1073 m.
Altitud máxima
1059 m.
Mapas
1:50000: 0538 Valdeolivas.
1:25000: 0538-2 El Recuenco.




Notas:

- Podemos continuar por el borde de la hoz hasta llegar hasta el barranco de la Hoz Somera, pero las vistas son similares a las que hemos disfrutado desde el espolón y el terreno se complica algo porque la vegetación llega hasta el mismo borde.
- Desde Carrascosa es posible llegar caminando hasta la misma cabecera de la Hoz Somera y descender por ella hasta los acantilados que desembocan en Tragavivos.
- Hay que calcular casi una hora desde Carrascosa hasta la presa de Chincha.



Entradas relacionadas:

Recorridos por el borde norte e interior de la Hoz de Tragavivos.



Mapa topográfico



Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

sábado, 12 de septiembre de 2015

Peña Cervera

Aunque con el nombre de Peñas de Cervera se le denomina al conjunto de elevaciones que se extienden entre la Sierra de la Demanda burgalesa al norte y el valle del Duero al sur, la peña Cervera como tal se refiere a una montaña que se sitúa entre el desfiladero de la Yecla y la Peña Valdosa. Es una de las principales elevaciones que cierran el Valle del Mataviejas por el sur y solo superada en altitud por su vecina. Poco visitada, tiene fácil acceso por su lado SE. desde los pueblos de Hortezuelos y Espinosa de Cervera, pero sin duda, su ascensión más atractiva se acomete desde su vertiente norte, partiendo de la escondida aldea de Barriosuso.

Llegaremos a Barriosuso a través de Covarrubias. Desde Burgos, salimos por la carretera de Soria para tomar el desvío en Cuevas de San Clemente. Una vez en Covarrubias, seguiremos por la carretera a Silos. Poco antes de llegar, encontramos el desvío a Santibáñez del Val primero, y Barriosuso a continuación donde termina la carretera. Antes de entrar en el pueblo, dejaremos a la izquierda la solitaria ermita mozárabe de Santa Cecilia. El nombre de Barriosuso, significa "barrio de arriba".

Barriosuso

Barriosuso, hoy prácticamente solo habitado en verano, es un pintoresco pueblo ubicado bajo la cara norte de las peñas Valdosa y Cervera. El cordal rocoso, que proviene de la vecina Yecla, forma una bonita cluse a la entrada del pueblo y lo mantiene oculto desde el valle donde se sitúa Silos.


En la plaza del pueblo, junto a la fuente, dejamos el coche y nos preparamos. Mirando al sur tenemos primero que ascender al collado que separa las peñas Cervera y Valdosa, que se levantan más de 400 metros sobre el pueblo. Desde él, descenderemos a continuación por el valle del incipiente río Esgueva (que nace muy cerca del collado) para emprender la ascensión tras pasar la fuente de Valdecueva.


Salimos del pueblo y emprendemos el camino que asciende al collado. El sendero gana enseguida altitud subiendo en zigzag hacia el gran anfiteatro que forman las laderas norte de las peñas. A medida que ascendemos, vamos viendo Barriosuso y su cluse rocosa abajo y buenas vistas del valle y la Sierra de Silos detrás.


El sendero no ofrece dificultad ni pérdida alguna, más que el esfuerzo de ganar el collado, a donde llegamos en poco más de media hora desde Barriosuso. Una alambrada metálica recorre el borde norte del collado, pero la traspasamos fácilmente por una puerta abierta. Dejamos el valle del Mataviejas detrás y emprendemos un suave descenso hacia el sur.
A la derecha tenemos la peña Valdosa, máxima altura de las Peñas de Cervera (1414 metros) y a nuestra izquierda la ladera arbolada de la Peña Cervera (1387 metros) donde nos dirigimos.


Desde el collado continuamos un poco hacia la izquierda y nos incorporarnos a una pista paralela a la base de la Peña Cervera, cubierta de pinos.

Fuente y manantial de Valdecueva, buen sitio para parar y descansar.
El camino se transforma en pista y desciende por un encantador vallejo, entre las dos peñas, dirigiéndose hacia el pueblo de Briongos de Cervera. Muy cerca, a nuestra derecha, nace el río Esgueva. Sus fuentes manan en una praderas en las laderas del Valdosa. 


El camino es cómodo, bajamos por el amplio valle, llamado de San García. El nombre le viene dado por la cueva del mismo nombre, que se halla al fondo de un pequeño barranco que se abre a nuestra izquierda.


Continuamos y pasamos por la Fuente de Valdecueva, donde hay algunas mesas. Doscientos metros más adelante, el valle se amplía, con la vista ya sobre Briongos al fondo. Es aquí donde definitivamente debemos abandonar la pista por la izquierda para emprender el mejor ascenso a la peña, ya que no hay caminos señalados ni senderos claros. Cruzamos el exiguo río Esgueva, un pequeño arroyo aquí, para, tras ascender un poco por la ladera, limpia de vegetación, continuar por un vallejo que sube hacia el interior de la peña. Buscamos a nuestra izquierda el mejor punto para atacar la peña, ya que la ladera tiene bastante pendiente y está cubierta de piedrecitas que la hacen resbaladiza. Como el desnivel a salvar no es muy grande, emprendemos la subida. Con cuidado de no resbalar, poco a poco ganamos la meseta sobre la parte superior, que está cubierta de pinos.



El mejor punto para guiarse es una gran roca tallada con pequeños abrigos. Nos juntamos y muy cerca, hacia el norte, nace una gran pista forestal que se introduce en el pinar. Por ella llegaremos al extremo norte de la peña a través del bosque. Tenemos unos dos kilómetros por el pinar, subiendo muy suavemente de altitud hasta llegar al borde norte. Abajo, contemplamos Barriosuso a nuestros pies, De fondo, los Montes de Silos y a la derecha la omnipresente silueta de la Peña Carazo.


Por el borde del cortado, solo tenemos que recorrer los escasos dos kilómetros que nos separan del punto más alto, la Peña Cervera, que se ubica en el extremo SE. El camino es amplio y pedregoso, cómodo. Dejamos a ambos lados antiguos restos de cabañas y construcciones, hoy desaparecidas. Al igual que su montaña vecina, pudo haber aquí ocupaciones de la Edad del Hierro, aunque no encontramos restos claros de muros como sí los hay en el Valdosa.


Llegamos a la cima de Peña Cervera (1387 metros).Curioso buzón compuesto por una reproducción de una iglesita. Grandes panorámicas sobre la Yecla y montes que cierran Silos por el sur (Santa Bárbara, Águila ...). Más hacia el oeste vemos la Peña Carazo, los montes de Covarrubias y los sinuosos perfiles de las Mamblas.


Video desde la cima de la Peña Cervera

video


Descansamos y nos reponemos. El descenso al llano para regresar se produce fácilmente por una pista que continua por el borde este para descender hacia el pueblo de Hortezuelos.

Cima de Peña Cervera y buzón montañero.
Si bajamos hasta este pueblo, tendremos que deshacer luego un par de kilómetros por carretera hasta Hinojar de Cervera, donde sale el camino a Barriosuso. Por consiguiente, salimos de la pista a nuestra izquierda para intentar bajar por el bosque hasta Hinojar, ya que según los mapas hay caminos a media ladera.

¡Los buitres nos vigilan desde las alturas!
Nos salimos y comenzamos el destrepe por la ladera. Inicialmente no tenemos grandes dificultades, descendemos por sucesivos escalones entre pinos y bancales de piedra. Con mayor o menor fortuna nos presentamos sobre la ladera NE. que se ve desde Hinojar. El terreno no es fácil, pero conseguimos avanzar siguiendo tenues trochas entre la vegetación.

Conseguimos enlazar con una amplia pista que baja hacia Hinojar entre los pinos.
El camino que buscamos no aparece, no nos queda más remedio que seguir por la ladera ya que de momento no es insalvable. Pero el terreno se va tornando más complicado de lo que preveíamos y no nos queda más remedio que ascender unos metros a nuestra izquierda para intentar enlazar con el camino o pista que figura en el mapa y debe llevarnos hasta Hinojar. Llegamos por fin a él, pero denotamos que se halla en estado lamentable. De hecho nos vemos obligado a rodear varios pinos caídos y grandes masas de ramas caídas hasta, por fin, unos metros más adelante, enlazar con una amplia pista forestal que, tras describir una gran curva con fuerte pendiente, desciende hacia el pueblo y el llano entre los pinos.

Seguimos hacia Barriosuso siguiendo pistas forestales.
Unos metros más abajo, desembocamos en otra gran pista transversal que parece subir de Hinojar. El pueblo es invisible a nuestra vista desde donde estamos. No es necesario bajar hasta el pueblo, sino que siguiendo por la izquierda por esta pista, regresamos a Barriosuso.

Bajamos hacia Barriosuso desde la Peña Cervera.

Entramos en Barriosuso por el camino de Hinojar de Cervera.
La pista es ya amplia, carrozable y discurre entre extensos pinares. A nuestra izquierda nos flanquean los altos de la Peña Cervera donde hemos estado anteriormente. Tras las dificultades pasadas, el regreso es cómodo y relajante. En apenas media hora más, llegamos por fin a Barriosuso. El descenso final al pueblo ofrece las últimas vistas sobre la Peña Valdosa y la bonita cluse que resguarda y oculta a Barriosuso del valle.


PEÑA CERVERA
Dificultad
Media, ya que el descenso libre hacia Hinojar es complicado.
Ciclable
No, aunque sí podemos subir desde Hortezuelos hasta la cima de Peña Cervera por una pista.
Circular
Sí.
Orientación
Difícil en el descenso y vuelta a Barriosuso.
Época recomendable
Todo el año.
Inicio
Barriosuso.
Distancia de Burgos
57,9 kilómetros.
Tiempo total
4 horas 30 minutos.
Distancia total
13,4 kilómetros.
Interés
Peña Cervera, pueblo pintoresco de Barriosuso, panorámicas de la Demanda y Peñas de Cervera.
Altitud mínima
993 m.
Altitud máxima
1387 m.
Mapas
1:50000: 0315 Huerta de Rey (Santo Domingo de Silos)
1:25000: 0315-1 Santo Domingo de Silos



Notas:

- Excepto la bajada desde la Peña Cervera, el recorrido es sencillo y apto para todo los públicos.
- Se recomienda por consiguiente no bajar directamente por el bosque hacia Hinojar de Cervera, sino continuar por la pista hasta Hortezuelos, aunque haya que deshacer el camino a Hinojar por carretera. Desde aquí ya es fácil tomar la pista que nos devuelve a Barriosuso.
- Aunque no se sabe con certeza el lugar exacto, en los espacios que hemos recorrido se libró el 30 de julio del año 1000 la batalla de Peña Cervera, entre los ejércitos cristianos comandados por el conde de Castilla, Sancho y el mismo Almanzor, Se cuenta que los cristianos, atrincherados en los altos de la Peña Cervera, descendieron sorprendiendo en un primer momento a los musulmanes. Éstos reaccionaron a tiempo y pudieron desnivelar la batalla a su favor. Fue la última gran batalla ganada por el caudillo moro Almanzor, que murió dos años después tras la batalla de Calatañazor.
- Antes de llegar a la Fuente de Valdecueva, a mano izquierda, podemos subir por un sendero valle arriba hasta la Cueva de San García (ya descrito en la entrada Valdosa desde Briongos de Cervera).


Cueva de San García.

- Junto a la carretera de Santibáñez del Val a Barriosuso, se halla la bonita y antigua ermita mozárabe de Santa Cecilia. Recomendable la parada.


Ermita mozárabe de Santa Cecilia.

- Antes de Santibáñez del Val, justo al cruzar el río Mataviejas, se halla junto a un puente medieval un área recreativa con mesas.
- Santo Domingo de Silos se halla muy cerca de Barriosuso, por lo que podemos comer y visitar el pueblo tras la excursión.


Entradas relacionadas:

Ver y descargar track en Wikiloc