sábado, 18 de marzo de 2017

Tierra de Cameros: Castillo de Viguera

Dentro de la Tierra de Cameros, en su sector norte, no muy lejos de la capital Logroño, llama la atención una montaña, que se levanta a modo de fortificación sobre el valle del Iregua. Su visión desde la carretera es espectacular. Su acceso, solo puede producirse por un empinado portillo. Desde el pueblo riojano de Viguera subiremos a su cima.


Castillo de Viguera




Partiremos desde el pueblo riojano de Viguera. Para llegar, saldremos por la N-120 de Burgos a Logroño. Podemos llegar a la circunvalación de la ciudad y desviarnos por la N-111 que se dirige hacia el sur. En algo menos de 20 kilómetros, tras pasar el pueblo de Islallana, tomaremos por la izquierda el desvío que sube al pueblo de Viguera, donde muere la carretera. La localidad se emplaza sobre un exiguo llano rodeado de peñas. Todas sus calles son muy estrechas y empinadas. Dejaremos el coche en cualquier lugar donde encontremos un hueco y no estorbemos la circulación.


Viguera


Para salir hacia la montaña, no visible desde el pueblo, tenemos que dirigirnos desde la plaza hacia la parte alta de la localidad. Desde allí, sale una amplia pista que asciende ganando altura dejando con rapidez las casas de Viguera detrás nuestro.

Dejamos el pueblo de Viguera atrás.
Este camino, usado por ganado y algún todoterreno, es el que sin pérdida alguno nos lleve directamente hasta el Castillo. Si miramos atrás, observamos el abrupto paisaje que rodea Viguera por el sur. Por este camino tendremos que cubrir los algo más de dos kilómetros que nos separan de la base de la peña.


Según ganamos altura, vamos apreciando aún más el pintoresco lugar en que se ubica Viguera, oculto entre agrestes peñas de curiosas formas que lo rodean.

Ya vemos la peña viniendo por el camino de Viguera.
Nos acercamos a la base del Castillo de Viguera.
En poco, remontamos una pequeña cuesta girando hacia la derecha para posicionarnos sobre un llano, a la vista ya del Castillo de Viguera que aparece repentinamente a nuestra derecha. Su visión parece casi fantasmagórica, asemeja un gigantesco buque de piedra que se levanta desde el valle.

Último tramo hacia el portillo de subida.
Desde donde estamos, nos parecen todas sus laderas infranqueables. Veremos según nos acercamos que hay un único portillo por su lado SE. lado norte por el que subiremos a su cima.

Dejamos el camino y emprendemos la ascensión definitiva a la peña.
Alcanzamos la base de la peña.
En un primer tramo, vamos ganando altitud remontando lo sucesivos escalones, sin dificultad., que nos llevan a la misma base de la roca. Aquí, ya vemos el portillo por el que debemos ascender. No es especialmente dificultoso ni complicado, solo debemos prestar atención a encontrar el mejor paso para encaramarnos. En algún giro debemos ayudarnos de las manos.
Ascendemos por un pequeño portillo.
Casi ya en la parte superior, hay que remontar un escalón para lo cual se ha instalado una cuerda.
Gracias a ella, superamos este último (y único) obstáculo importante para posicionarnos sobre un estrecho paso que flanquea la peña, ya muy cerca de las lomas herbosas que conforman su cima.
Ayudados de una cuerda, superamos el tramo más difícil de la subida.
Este sendero, va flanqueando el lado sur y gira a la izquierda. Por terreno ya impreciso, remontamos con facilidad la ladera hacia el punto más alto de la meseta que alcanzamos rápidamente. Cima del Castillo de Viguera (1047 metros). Buzón montañero del grupo alpino Edesa. Ocupa una zona central sobre la meseta,que es más pequeña de lo que parecía desde la lejanía.
Cima del Castillo de Viguera: vista hacia el norte.
Casi ya en la parte superior, hay que remontar un escalón para lo cual se ha instalado una cuerda. Gracias a ella, superamos este último (y único) obstáculo importante para posicionarnos sobre un estrecho paso que flanquea la peña, ya muy cerca de las lomas herbosas que conforman su cima.

Buzón montañero en el punto más alto.
Grandes discordancias sobre la altura: en nuestro GPS marca 1049, en los marcas aparece como 1047 y en el buzón está inscrito 1039.


Obviamente se trata de una altura modesta pero de gran prominencia ya que hay un desnivel de casi 500 metros sobre el fondo del valle.
Pero la cima no es el lugar más interesante, sino que las mejores panorámicas se disfrutan sobre un espolón rocoso, a modo de mirador, que se encuentra por su lado norte.

Avanzamos por la cresta hasta el mirador de su ladera norte.
Así descendemos de la cima y cubrimos un corto recorrido por la cresta hacia su extremo norte.

Panorámica hacia el norte desde el mirador.
A ambos lados, impresionantes abismos nos flanquean, el sendero es lo suficiente ancho para llegar al extremo del espolón sin problemas. Buen lugar para descansar, reponerse y disfrutar del paisaje que tenemos delante.


A la izquierda, abajo, el valle del Iregua, detrás, los Barrancos del Badén. Hacia el norte, las peñas de Islallana y el pueblo de Viguera, desde donde hemos venido. Paisaje abrupto y erosionado, miremos donde miremos.


Video




Cercano, sobre la ladera norte, en la misma dirección que Viguera, llama la atención un gran dedo rocoso. En su exigua cima observamos una nutrida colonia de buitres.


El camino de regreso a Viguera es el mismo por donde hemos venido, no hay otra posibilidad. Retornamos al pueblo más rápidamente de lo que hemos tardado en venir.

El Castillo de Viguera visto desde las orillas del Iregua.


CASTILLO DE VIGUERA
Espacio natural
Valle del Iregua, en la Tierra de Cameros (Rioja).
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Pistas y senderos de montaña
Ciclable
No.
Agua potable
No encontraremos más que en el pueblo de Viguera.
Tipo de marcha
Ida y vuelta.
Orientación
Fácil.
Época recomendable
Todo el año. Evitar los días de mucho calor en verano.
Inicio
Viguera (Rioja).
Distancia de Burgos
121 kilómetros.
Tiempo total
2 horas 10 minutos.
Tiempos de marcha
Viguera-Cima Castillo: 55 minutos; Cima Castillo-Viguera: 45 minutos.
Distancia total
5,82 kilómetros.
Interés
Castillo de Viguera, panorámicas sobre el valle del Iregua, peñas de Islallana, pueblo y puente romano de Viguera.
Altitud mínima
681 m.
Altitud máxima
1049 m.
Desnivel acumulado
513 m.
Mapas
1:50000: 0241 Anguiano.
1:25000: 0241-2 Torrecilla en Cameros.
h



Notas:

- Muy cerca del Castillo de Viguera, se encuentran los Barrancos del Badén, conjunto de gargantas y barrancos, a modo de laberinto, que merece la pena explorar y visitar.
- Logroño se encuentra muy cerca de Viguera. En este pueblo y en los que hay hasta la capital, podemos encontrar bares y lugares de descanso.


Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación



Ver y descargar track en Wikiloc




Powered by Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario