sábado, 27 de mayo de 2017

Valle del Jerte: Garganta de los Infiernos

Recorrido por la garganta de los Infiernos, en el sector oriental de la Sierra de Gredos, en Cáceres. Partiendo de Jerte, en el Valle del mismo nombre, recorremos una larga garganta hasta llegar al término de los Pilones, en donde el río ha formado varias pozas con posibilidad de bañarse. La excursión es fácil y muy frecuentada en época de floración del valle.


Valle del Jerte


El Valle del Jerte, famoso por el espectáculo de sus cerezos en flor en primavera, se halla al NE. de la provincia de Cáceres, muy cerca de su límite provincial con Ávila. Llegaremos desde esta última descendiendo por el Puerto de Tornavacas. Tras pasar el pueblo del mismo nombre, llegamos a la localidad de Jerte, que ocupa la cabecera del valle. Para recorrer la Garganta de los Infiernos, debemos salir de la carretera principal por la izquierda y cruzar el río que recorre el valle y continuar por la otra orilla. 

El río Jerte atraviesa el valle del mismo nombre.
Por este ramal, llegamos en unos tres kilómetros al Centro de Interpretación del Valle del Jerte. En época de floración, que suele ser a finales de marzo y abril, se halla saturado de turistas que se acercan a este pueblo y a otros del valle. Junto a la oficina, dejamos el coche e iniciamos la ruta senderista por la Garganta de los Infiernos. Todo el recorrido desde el pueblo está perfectamente señalizado.

Centro de Jerte, Cáceres,
Comenzamos la excursión junto a muchos otros excursionistas. Inicialmente el camino se transforma pronto en senda, ganando altura sobre el río y introduciéndose en el barranco de la Garganta de los Infiernos. La senda discurre a gran altura sobre el lecho del río, que serpentea a nuestra derecha abajo. De fondo solo vemos las abigarradas laderas de árboles de las montañas, que en este sector de Gredos, se la conoce como Sierra de Tormantos. La caminata es sencilla y la única dificultad que nos encontramos es sortear a la numerosa gente que va y viene.

Nos introducimos en el Barranco de la Garganta de los Infiernos.
Poco a poco vamos ascendiendo de nivel, siempre teniendo el barranco a nuestra derecha. Hay que sortear en el camino alguna piedra y dar paso a excursionistas que vienen de frente. Hacemos fotos del valle en continuas paradas.


Vista de Jerte desde la garganta.
De fondo, aún vemos algo de nieve en las cumbres más altas contrastanto con el verde del valle.

Pequeño mirador antes de llegar a los Pilones.
Por fin, nos acercamos a la zona de los Pilones. Aquí el barranco se estrecha grandemente y tenemos que descender hasta su lecho. El río se ha abierto paso a través de la roca formando unas piscinas naturales que atisbamos ya desde lejos.


Tras llegar al fondo del barranco, cruzamos un puente de madera, para lo cual tenemos que hacer cola. Nos colocamos sobre la otra orilla, ya directamente sobre las tocas, buscando el mejor lugar para reposar y descansar ya que no seguiremos más.

Puente de madera para acercarse al tramo más estrecho de los Pilones.
Los Pilones.
Aunque el agua está muy fría en esta época del año, es fácil intuir que en verano es zona de baño.


Estamos un rato disfrutando del sol, escuchando el rumor del agua. El trajín de gente yendo y viniendo es constante. Emprendemos el regreso. La vuelta la realizaremos por otro itinerario diferente. En primer lugar, cruzamos de nuevo el puente y deshacemos el camino durante unos cuatrocientos metros subiendo por el sendero.

Panorámica del Valle del Jerte desde el camino de los Pilones.
En un cruce, siempre señalizado, nos desviaremos por la derecha para continuar ya por una amplia pista carrozable. Este camino desciende lentamente en altura y nos lleva sin pérdida hasta el Centro de Interpretación.

Al fondo: las cumbres nevadas de Gredos.
De nuevo nos encontramos con muchos otros excursionistas que van y vienen hasta los Pilones. Una vez en el CI, tomamos el coche y continuamos con la visita por el valle.


VALLE DEL JERTE: GARGANTA DE LOS INFIERNOS
Espacio natural
Sierra de Gredos Oriental, en Extremadura.
Dificultad
Baja.
Tipo de camino
Caminos y senderos de montaña.
Ciclable
No por estar solo permitido para caminantes.
Agua potable
Hay agua en las pozas de los Pilones.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Fácil, está señalizado.
Época recomendable
Por estar los cerezos del valle el flor.
Inicio
Área de interpretación de Jerte (Cáceres).
Distancias
Ávila (114 kms), Cáceres (120 kms).
Tiempo total
2 horas  22 minutos.
Tiempos de marcha
Jerte-Los Pilones: 55 minutos; Los Pilones-Jerte: 50 minutos.
Distancia total
6 kilómetros.
Interés
Garganta de lois Infiernos, en la Sierra de Gredos, Pozas natrales en Los Pilones (posible bañarse), Valle del Jerte.
Altitud mínima
470 m.
Altitud máxima
725 m.
Desnivel acumulado
318 m.
Mapas
1:50000: 0576 Cabezuela del Valle.
1:25000: 0576-3 Cabezuela del Valle.
h


h

Notas:
Si estamos en abril, podemos recorrer el valle para contemplar el espectáculo natural de los cerezos en flor. como hemos comentado, es en esta época cuanta más gente vamos a encontrar.
- Merece la pena acercarse al centro de la localidad de Jerte y pasear por sus calles.
- Si nos acercamos a Los Pilones en verano, podremos bañarnos en sus frescas aguas.
- Si llegamos desde Ávila, podemos parar en El Barco de Ávila y visitar su magnífico castillo junto al río Tormes.



Castillo de El Barco de Ávila



Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

Powered by Wikiloc


lunes, 22 de mayo de 2017

Las 20 montañas más prominentes

Prominencia es un concepto orográfico que se define como el desnivel mínimo que hay que descender desde la cumbre de una montaña para llegar a otra, cualquier que sea, más alta. En línea generales, cuanto más prominencia tiene una montaña, más destaca entre las que la rodean. Por consiguiente, es una característica que matiza la importancia que tiene la altitud. Curiosamente, la cima más prominente no se halla en la Sierra de la Demanda, donde se ubican las mayores alturas, sino en la Montaña de Burgos, al N. de la provincia.


LAS 20 MONTAÑAS MÁS PROMINENTES

NombreSierra / MacizoProminenciaAltitudAccesosEntrada
1
Montes de Valnera
866
1718
Las Machorras
2
Montes Obarenes
715
1434
Cubilla, Orbañanos
3
Sierra de la Tesla
666
1333
Quintanalacuesta
4
Sierra de Neila
649
2049
Neila, Quintanar de la Sierra
5
Sierra de Árcena
644
1367
San Martín de Don, Sobrón
6
Sierra del Mencilla
532
1930
Pineda de la Sierra, Tinieblas
7
Montes de la Peña
508
1252
Castresana, Villabasil
8
Peñas de Amaya
452
1370
Amaya
9
Sierra de Neila
427
1865
Neila, Huerta de Arriba
10
Montes de Ordunte
418
1336
San Pelayo, Irús

11
Trasmosomos
Valle de Mena
407
698
Antuñano
12
Montes Obarenes
393
1355
Silanes
13
Sierra del Carazo
376
1466
Contreras, Carazo
14
Peñacuerno
Sierra de Pradales
373
1377
Fuentenebro
15
Nevero del Polluelo
Montes de Samo
351
1514
Villabáscones, Quisicedo
16
Sierra de Vienda
347
1006
Quintana-Entrepeñas
17
Sierra de las Mamblas
341
1372
Mazariegos, Mecerreyes
18
Montes de Caderechas
332
1077
Aguas Cándidas
19
Bedón
Montes de Sotoscueva
331
1091
Cuestahedo
20
Montes de Bezana
331
1165
Castrillo de Bezana


La prominencia y altitud vienen dadas en metros.
Se han considerado los accesos más habituales y cercanos.

Castro Valnera (1781 metros) es la cima más prominente de la provincia de Burgos.



Montes de Ordunte: Zalama y la Cascada de Aguasal

Excursión a los Montes de Ordunte, en el extremo norte de la provincia de Burgos me en su límite con Cantabria y Vizcaya. Partiendo del pueblo de San Pelayo, ascendemos hasta el pico Zalama (1346), máxima cima de toda la sierra. En el retorno, visitamos los Salto de Aguasal, un conjunto de cascadas sobre el río Ordunte.


Montes de Ordunte


h
Los Montes de Ordunte

Los Montes de Ordunte son una cadena montañosa, a caballo entre las provincias de Burgos, al sur, y Cantabria y Vizcaya al norte. Tiene su inicio en el puerto de los Tornos y se desarrolla a lo largo de unos 20 kilómetros para descender hacia Balmaseda, en Vizcaya. Esta sierra no se caracterizan por su elevada altitud, aunque sí destaca como una fenomenal barrera climática que protege al Valle del Mena del norte. En algunos de sus puntos, presenta desniveles superiores a los 700 metros (comparables a algunas zonas de la Sierra de la Demanda).
Sus alturas oscilan entre los 1000 - 1300 metros, siendo su máxima cima precisamente el pico Zalama (1343 metros). Subimos a esta coma partiendo del pueblo de San Pelayo, a 678 metros.

El Valle de Mena y los Montes de Ordunte vistos desde el Pico del Fraile (Castro Grande), en los Montes de la Peña.



Cumbres más destacadas

Montaña  Altitud* 
m
  Prominencia 
m
Zalama
1343
418
Los Canales
1326
177
La Maza
1198
79 
El Ordunte (Balgerri)
1106
206
Ilso de las Estacas (Pedranzo)
1029
50
Burgüeño
1044
162
Maza de Pando
1011
119
Alto del Cabrio**
899
64
Peña Lastra**
721
252

* Según mapas oficiales del CNIG (IGN) en su última edición de 2010.
           ** No pertenecen a la cresta principal, sino a alineaciones paralelas por el sur.

Para iniciar la ruta, debemos acercarnos al pueblecito de San Pelayo, en la Merindad de Montija, emplazado a los pies de los Montes de Ordunte. Salimos de Burgos por la CL-629 hacia Villarcayo, donde continuamos hacia Santander por los Tornos. Tras pasar el puerto de Bocos y llegar hasta Bercedo, capital de la Merindad de Montija, tomamos el desvío en Agüera hacia San Pelayo.


San Pelayo


En cualquiera de las amplias y limpias calles de esta pequeña localidad, aparcamos y nos preparamos para iniciar el ascenso al Zalama. La redondeada cima del pico, ya se ve desde las casas del pueblo. Iniciamos la marcha abandonando el pueblo por un camino que sale hacia el este entre prados.

Dejamos San Pelayo entre prados y pastizales.
En poco, el camino describe una curva hacia el norte, encarando ya la ladera de la sierra. Comenzamos a subir por un camino pedregoso y con fuerte pendiente. Los árboles aún sin hojas nos flanquean.

Comienzan las pendientes hacia la sierra.
El camino desemboca sobre unos llanos, en el término de Naviciada, donde enlazamos con una amplia pista que viene por la izquierda y asciende sin dilación hacia la cresta. Nos incorporamos a esta pista y ya no la abandonaremos hasta la misma cima del Zalama.

Enlazamos con una gran pista que viene por nuestra izquierda y sube a la cresta.
La pendiente se incrementa de nuevo y ganamos altitud con rapidez.  A medida que subimos vamos ganando buenas vistas hacia el sur. Frente a nosotros abajo, el Valle de Mana con los Montes de la Peña de fondo. A la derecha, los Montes de Sotoscueva.


Aunque la pendiente es fuerte en algunos tramos, avanzamos con comodidad. Sobrepasados los mil metros, desaparecen los árboles.

Grandes vistas si miramos atrás.
Poco antes de llegar a un collado, dejamos una bonita cabaña de piedra a nuestra derecha. desde donde podemos contemplar el Valle de Mena.

Cabaña de piedra en la subida al Zalama.
Continuamos. Antes de llegar al collado, atravesamos una alambrada donde hay un gran mojón que indica el punto donde se juntan las provincias de Burgos, Cantabria y Vizcaya. Ya solo nos queda alcanzar al gran collado que hay entre el Zalama, a nuestra derecha, y la cima de Los Canales.

Mojón donde se juntan las provincias de Burgos, Cantabria y Vizcaya.
Llegamos tras llanear algo. Desde este collado aún no disponemos de buenas vistas sobre el norte, ya que el collado es amplio.


Emprendemos el recorrido final hasta la cima, a donde llegamos una hora y media después de haber partido de San Pelayo.

Ladera final al Zalama.
Cima del Zalama (1343 metros).Nuestro GPS no pasa de 1333 metros. Gran hito montañero en la cima y buzón de la Sociedad Montañera de Bilbao. Impresionantes vistas al norte sobre el Valle de Carranza en Cantabria en su límite con Vizcaya. El día viene con alguna de neblina, si no, debiera verse el mar Cantábrico al fondo, ya que la distancia no es mayor de 25 - 30 km desde donde estamos.

Cima del Zalama.
Hacia el sur, como no, espléndidas vistas sobre el Valle de Mena y los Montes de la Peña de fondo. Mirando hacia el oeste, vemos la continuación de los Montes en su descenso hacia Los Tornos y los montes de la zona de Espinosa de los Monteros, antesala de los Montes de Valnera.


Video desde la cima del Zalama



Panorámica desde el Zalama hacia el norte.
Continuamos por la cresta hacia el este, con la intención de bajar a un gran collado que hay antes de la siguiente cima, la Maza, también muy prominente.


Tras dejar a nuestra izquierda unas extensas turberas, valladas para su protección, emprendemos enseguida el descenso hacia el collado que separa el Zalama de la siguiente elevación, el pico la Maza (1202 metros).

Turberas junto al Zalama.

Descendemos cómodamente por la pista que recorre la cresta. Una manada de caballos semi salvajes nos sale al paso sin más consecuencias. Una vez en el collado, buscamos y encontramos el camino que nos debe llevar hacia las pistas que descienden en progresión hacia el valle.

Bajando del Zalama disfrutamos de buenas vistas sobre el Valle de Mena y los Montes de la Peña de fondo.
En un principio, el camino que tenemos marcado y que seguimos, nos permite descender unos metros pero al llegar a la linde un robledal, perdemos su pista y no nos queda más remedio que continuar por terreno impreciso entre los árboles: Afortunadamente el terreno está limpio y avanzamos perdiendo altura con comodidad.

Vamos perdiendo altitud por pistas forestales a la búsqueda de la cascada de Aguasal.
En unos metros, enlazamos con la pista forestal que tenemos marcada en nuestro GPS y continuamos.



Por esta pista, vamos perdiendo altura progresando en zigzag. En algunos puntos, la pista se desarrolla por terreno abierto y disponemos de magníficas vistas sobre el valle.


Pero los caminos que tenemos marcados en nuestro GPS no coinciden exactamente con el camino real que vamos siguiendo. No obstante, progresamos en la dirección correcta y aproximándonos a nuestro próximo destino: los Saltos de Aguasal, no lejos ya de donde estamos. La pista cruza sobre varios arroyos que descienden por nuestra derecha y nos permiten repostar agua. Siguiendo esta pista nos posicionamos por fin sobre la vertical del arroyo de Aguasal, unos 400 metros por encima de la cascada.

Camino que desciende hacia los saltos.
Llegamos al punto indicado en nuestro GPS donde nos salimos de la pista por la izquierda e iniciamos el descenso, siguiendo casi paralelos al arroyo de Aguasal que desciende entre los árboles por nuestra izquierda. Seguimos un precioso camino entre pinos que zigzaguea para perder altura.

El Alto del Cabrio sobresale hacia el sur.
Por fin, llegamos el entorno de las cascadas. En primer lugar vemos un primer salto escalonado, donde las aguas del arroyo descienden por un graderío. El invierno y comienzo de primavera ha sido muy seco y el caudal no es muy abundante.


Este salto desciende a un cauce transversal que parece insalvable desde donde estamos. Vemos desde lejos un segundo salto del curso principal que no vemos, pero se encuentra tras la muralla vegetal. Conseguimos superar este cauce y ascendiendo por la ladera, nos posicionamos junto al salto principal del Aguasal, ya sobre el río Ordunte.

Pequeño salto de desagüe de la cascada principal sobre el río Ordunte..
El lugar es magnífico. Bajamos por un terraplén, casi aferrándonos a las raíces de los árboles para colocarnos en la base de la cascada, para poder contemplarla mejor.


Cascada de Aguasal





Video de la cascada


Aunque el caudal podría ser mayor, es suficiente para dotar a esta cascada de cierta espectacularidad.

Vista de la cascada desde la pista que la rodea por su parte superior.
Una hechas las fotos y visualizado la cascada desde diferentes perspectivas, retornamos a la pista que discurre por su parte superior para emprender el regreso a San Pelayo.

Retornamos a San Pelayo por pistas forestales a poca distancia del río Ordunte.
Aunque el camino previsto seguía la orilla del río de Ordunte hasta prácticamente el pueblo, pronto comprobamos que este camino ha desaparecido entre la vegetación. Una gran pista carrozable entre los pinos, que recubren las laderas, será la que nos lleve hacia el pueblo..

Salimos del bosque y ya estamos cerca de San Pelayo.
La pista describe amplias curvas en zigzag para superar el cauce del río para más adelante, salir del bosque y dirigirse ya por terreno abierto a San Pelayo.

Bonitos pastos junto al pueblo.
Entre prados y ganado pastando, llegamos a San Pelayo, finalizando la excursión tras algo más de cinco horas desde que salimos de él.



ZALAMA Y LA CASCADA DE AGUASAL
Espacio natural
Montes de Ordunte en el límite del Valle de Mena con Cantabria y Vizcaya.
Dificultad
Media.
Tipo de camino
Senderos de montaña y pistas forestales.
Ciclable
En general sí.
Agua potable
Hay agua en los varios arroyos que cruzamos al retornar del Zalama.
Tipo de marcha
Circular.
Orientación
Difícil. Llegar hasta la cascada de Aguasal descendiendo desde el Zalama es dificultoso si no se dispone de GPS.
Época recomendable
De abril a octubre.
Inicio
San Pelayo.
Distancia de Burgos
98,5 kilómetros.
Tiempo total
5 horas 15 minutos.
Tiempos de marcha
San Pelayo-Zalama: 1 hora 30 minutos; Zalama-Cascada de Aguasal: 1 hora 55 minutos; Cascada de Aguasal-San Pelayo: 1 hora.
Distancia total
16,6 kilómetros.
Interés
Montes de Ordunte en el límite entre Burgos, Cantabria y Vizcaya, Cascada de Aguasal, panorámicas del Valle de Mena.
Altitud mínima
678 m.
Altitud máxima
1333 m.
Desnivel acumulado
904 m.
Mapas
1:50000: 0085 Villasana de Mena.
1:25000: 0085-1 Bercedo.
h

h
Notas:

- Aunque hay que afrontar largas cuesta, la ascensión al Zalama es sencilla y de fácil orientación. El descenso por el collado hacia el Aguasal no es evidente y discurre por pistas forestales con continuos cambios por lo que se recomienda un GPS para llegar a la cascada.
- Para fotografiar mejor la cascada, hay que descolgarse unos metros por terreno difícil. Merece la pena en todo caso llegar a su base para contemplarla en toda su extensión.

El Zalama en invierno.


Entradas relacionadas:



Mapa topográfico


Perfil de elevación


Ver y descargar track en Wikiloc

Powered by Wikiloc